Alberto II encarga a Van Rompuy que forme Gobierno en Bélgica

  • El presidente de la Cámara de los Diputados intentará poner fin a la grave crisis política

Alberto II de Bélgica encargó ayer al actual presidente de la Cámara de los Diputados, el democristiano flamenco Herman van Rompuy, la tarea de formar Gobierno. Nueve días después de la dimisión del primer ministro Yves Leterme, envuelto en el escándalo de las presiones para la venta del gigante bancario Fortis, Bélgica parece haber encontrado la salida a una crisis política inesperada.

El nombre de Van Rompuy figuraba desde el principio en las quinielas para suceder a Leterme, pero hasta ayer siempre había rechazado la posibilidad de dejar la presidencia del Parlamento. Respetado por su moderación y discreción, no tendrá grandes dificultades, según la mayoría de los analistas, para constituir rápidamente un Gabinete que permita a Bélgica afrontar sus enormes desafíos políticos.

Si se cumple el guión, el nuevo Gobierno podría reeditar el anterior, aunque con la cara nueva del ministro de Justicia, ya que el escándalo de Fortis obligó a dimitar de su cargo al actual.

Van Rompuy, de 61 años, tiene un amplio conocimiento de la compleja política belga. Fue presidente del partido socialcristiano flamenco (CVP, antecesor del CD&V) entre 1988 y 1993, puesto que dejó para entrar en el primer Gobierno de Jean-Luc Dehaene como viceprimer ministro y ministro encargado del Presupuesto, cartera que repetiría hasta 1999.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios