Alarma en todo el mundo ante la escalada bélica

  • OTAN, UE y EEUU piden contención a las partes en conflicto

La OTAN, la Unión Europea y Estados Unidos encabezaron ayer los llamamientos internacionales para exigir el cese inmediato del conflicto en la región separatista georgiana de Osetia del Sur entre las fuerzas rusas y georgianas.

La presidencia de Estados Unidos pidió "a todas las partes" del conflicto que terminaran inmediatamente los enfrentamientos y que comenzaran un diálogo para llegar a una solución pacífica", dijo el portavoz de la Casa Blanca Gordon Johndroe, de viaje con el presidente George Bush en Pekín.

El secretario general de la OTAN Jaap de Hoop Scheffer hizo pública una declaración similar pidiendo a las partes el "cese inmediato de los enfrentamientos y el comienzo de un diálogo directo entre las partes".

Sin embargo, el mensaje no fue tan unitario desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, del que Rusia es miembro permanente con derecho de veto. El Consejo de Seguridad expresó su preocupación por la evolución del conflicto, pero a la hora del dierre de esta edición no había podido ponerse de acuerdo sobre una declaración conjunta para instar al cese del enfrentamiento armado. Un portavoz del secretario general de la ONU Ban Ki Moon dijo que estaba alarmado por la escalada de violencia y se unió a las voces que pedían a las partes en conflicto abstenerse de cualquier otra acción que pudiese empeorar todavía más la situación.

Por su parte, un portavoz de la Comisión Europea se unió a la exigencia de alto el fuego y dijo que la Unión Europea estaba "sumamente preocupada por las informaciones sobre violentos enfrentamientos en la conflictiva zona de Osetia del Sur y lamentaba la pérdida de vidas".

Más llamadas para un cese inmediato de las hostilidades llegaron de Francia, Alemania y Turquía también de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

La "grave" evolución en Osetia del Sur representa "un ambiente de conflicto que podría amenazar la paz y la seguridad de toda la región", dijo el ministro de Relaciones Exteriores turco en un comunicado. La canciller alemana Angela Merkel, por su lado, pidió prudencia y moderación "a todas las partes del conflicto".

Francia, que ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, reafirmó su "compromiso por preservar la soberanía y la integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios