Afganistán superó por primera vez a Iraq en número de muertos de OTAN en mayo

  • El secretario de Defensa de EEUU insta a los aliados a que aumenten sus esfuerzos en Afganistán, donde murieron 18 soldados en mayo y los oficiales se quejan de falta de recursos

Comentarios 2

El secretario de Defensa de EEUU, Robert Gates, hizo hoy un llamamiento a los aliados para que aumenten sus esfuerzos en Afganistán, donde en el mes de mayo se superó por primera vez a Iraq en el número de soldados de la OTAN fallecidos. Gates ofreció este dato a los representantes de los 26 países de la Alianza Atlántica durante el Consejo de Ministros de Defensa celebrado ayer y hoy en Bruselas.

Un total de 18 soldados de la coalición, 13 de ellos estadounidenses, murieron en mayo en Afganistán, mientras que 16 lo hicieron en suelo iraquí, de los que 14 eran de EEUU. "Les he dicho que mis expectativas son simples: espero decisiones y acciones gubernamentales que se correspondan con la retórica oficial", explicó Gates en rueda de prensa. Los comandantes sobre el terreno de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF, bajo mando de la OTAN), en la que participan 52.700 efectivos de cuarenta nacionalidades, se han quejado a menudo de que carecen de suficientes recursos materiales y humanos para vencer a la insurgencia talibán.

A este respecto, el director general de Defensa Luis Cuesta, que ha representado a España en el Consejo, señaló que "lógicamente seguimos muy de cerca la evolución de la misión para dotarla en todo momento de los medios necesarios", pero reiteró que hoy por hoy el país considera "muy sustancial" su aportación. Hay 778 efectivos españoles en la zona noroeste de Afganistán, así como dos equipos de entrenamiento y monitoreo enviados el año pasado, y cuatro vehículos aéreos no tripulados desde marzo. "Queremos ver el resultado de estas iniciativas y del plan estratégico político-militar (aprobado en la pasada cumbre de la OTAN en Bucarest) antes de plantear nuevas contribuciones", aseguró Cuesta.

Además del número de tropas, la OTAN se queja de que no todos los aliados están dispuestos a desplegarse en las áreas más peligrosas e imponen restricciones al movimiento de sus soldados. Así, EEUU, Reino Unido, Canadá y Holanda, que operan en las zonas más peligrosas del país asiático, el sur y el este, exigen más ayuda de España, Francia, Alemania e Italia, que protegen sobre todo el norte y el oeste.

El Gobierno francés de Nicolas Sarkozy ya ha comprometido un batallón de 700 soldados que releve a los estadounidenses en el este para que éstos vayan a apoyar a los canadienses en la violenta Kandahar, con lo que los efectivos galos alcanzarán los 2.400. También los italianos (2.350 efectivos) y los alemanes (3.370) han hablado de la posibilidad de aumentar su presencia en el país asiático. Este esfuerzo militar complementará el compromiso adquirido ayer por la comunidad internacional, en una conferencia de donantes en París, de ayudar a Afganistán con 21.416 millones de dólares.

Pero por el lado afgano también será necesario un esfuerzo para combatir de modo más eficaz la corrupción y el narcotráfico, a juicio de la OTAN. "Una de las preocupaciones sobre la mesa es la necesidad de que nuestros socios afganos hagan más para combatir la corrupción y el narcotráfico y para mejorar su gobernanza", dijo el secretario general de la Alianza Atlántica, Jaap de Hoop Scheffer.

Siete años después de la caída del régimen talibán y a pesar de la presencia de más de 60.000 soldados de 40 naciones (52.700 de la OTAN y el resto de EEUU), Afganistán sigue enfrentándose a la insurrección y al terrorismo islamista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios