El control policial en los entornos más conflictivos marca el inicio de las Cruces

  • Varias parejas de agentes vigilaron el Bailío y Santa Marina para evitar los 'botellones' · Los colectivos respetaron las normas y sólo se oyeron sevillanas, flamenco y rumbas

Mayo ya está aquí. Las Cruces quedaron oficialmente inauguradas a las 21:00 de ayer y los recintos comenzaron a llenarse de cordobeses y visitantes dispuestos a entrar con buen pie en el mes festivo por excelencia. Los entornos más demandados, como siempre, fueron el Bailío y Santa Marina, que se convirtieron en la excusa perfecta para tomarse algo a la salida del trabajo. La vigilancia policial estuvo más que presente en estos enclaves de la ciudad desde primera hora para evitar las concentraciones de jóvenes para hacer botellón. Una pareja de agentes controlaba la cuesta del Bailío, otros dos agentes vigilaba el acceso a la plaza Condes de Priego desde la Puerta del Rincón y dos policías más hacían lo propio junto a la iglesia de Santa Marina. Blindaje total en este eje del Casco Histórico que años atrás ha levantado las críticas de los vecinos por la masiva afluencia de jóvenes, el ruido y los residuos que dejaban después de las fiestas.

Horas antes de la inauguración, los organizadores se afanaban por dejar perfectas las cruces llenas de claveles. La hermandad de la Paz eligió el rojo para vestir su cruz, inspirada en una plaza de toros. En la placita quedaron reflejadas la capilla de los toreros, las taquillas de sol y sombra, el burladero y hasta un carretón para trasladar al público a una de las tardes de lleno en el coso de Los Califas. El hermano mayor de la Paz, Manuel Quirós, aseguró que su recinto es uno de los más visitados "por su estética y porque está situado en uno de los enclaves más bellos de la ciudad".

Las primeras horas de fiesta parece que transcurrieron con normalidad y los asistentes se abstuvieron de desafiar a la Policía Local que vigilaba los accesos a los recintos céntricos. La música también fue respetada y la sevillanas se mezclaban con alguna que otra rumba, pero nada de temas comerciales ni grupos de pop como en otras ediciones. El concejal de Ferias y Festejos, Marcelino Ferrero, ha repetido en varias ocasiones que aquellos que no cumplieran la nueva normativa serían clausuradps de forma automática y ya se sabe que las Cruces son la principal fuente de financiación de muchos colectivos.

A partir de hoy, el jurado -compuesto por representantes de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, de la Federación de Peñas y de Aproflor- pasará por los 40 emblemas florales que participan en el concurso municipal que se desarrolla hasta el 4 de mayo, una competición en la que los candidatos esperan alcanzar alguno de los primeros puestos del certamen convocado por la Concejalía de Ferias y Festejos. Las Cruces se dividen en tres categorías: las ubicadas en el casco Histórico, en zonas modernas y en recintos cerrados, y todas ellas deben estar confeccionadas con elementos naturales. El horario de apertura es de 12:00 a 17:00 y de 20:00 a 03:00, aunque una hora antes la música dejará de sonar. El Ayuntamiento también ha instalado su emblema en la plaza de las Tendillas, que evoca este año al Cristo de los Faroles. Junto a la cruz se ha montado un jardín con cuatro magnolias ejemplares y las flores típicas cordobesas: los claveles y las gitanillas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios