Una comisión controlará la Feria para evitar que haya 'discocasetas'

  • El Ayuntamiento aseguró en años anteriores que ya existía ese equipo de control

El Ayuntamiento dará este año un nuevo paso al frente en la lucha contra el montaje de discocasetas, un fenómeno que ha crecido desde la llegada de la Feria al recinto de El Arenal y que ha centrado el debate en torno al futuro de la última fiesta del Mayo Cordobés. Para paliar el efecto de este tipo de carpas y tratar de erradicarlas a medio plazo, el Gobierno local ha creado una comisión para controlar tanto la estética como la música de los establecimientos de ambiente juvenil. Así lo adelantó ayer el concejal de Festejos, Marcelino Ferrero, al apuntar las medidas que se aplicarán a partir de este año. El edil señaló que, a diferencia de ferias anteriores, en esta ocasión la comisión tendrá un carácter permanente y funcionará desde el montaje hasta la celebración de la Feria, que tendrá lugar entre los próximos 24 de mayo y 1 de junio.

Entre los componentes de esta comisión figuran tanto efectivos de la Policía Local y el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) como un arquitecto y técnicos de las áreas municipales de Festejos e Infraestructuras. La creación de este equipo contradice el trabajo realizado desde el Ayuntamiento para vigilar el funcionamiento de la Feria, ya que año tras año se afirmaba desde el Consistorio que había una comisión encargada del control de las casetas. En este sentido, Ferrero incidió en que "éste será el primer año de funcionamiento", si bien indicó que en ediciones anteriores ha habido otro tipo de equipos de trabajo.

Al margen de esta comisión técnica, el Ayuntamiento obligará a unas 40 casetas a instalar limitadores de sonido para que los equipos de música no superen los 90 decibelios. En términos porcentuales, la tercera parte de las carpas de la próxima Feria tendrá la música controlada, ya que está previsto que se instalen 119 carpas en el recinto de El Arenal. A este respecto, el edil matizó que sólo se obligará a las 40 casetas que han sido apercibidas de sanción en ediciones anteriores. Ferrero agregó asimismo que "no se va a obligar a todas las casetas a que pongan limitadores de sonido porque es un sobrecoste que no tienen por qué asumir".

El concejal de Festejos también se refirió a las sanciones que se impondrán a los colectivos que incumplan las bases de regulación del funcionamiento de la Feria. El edil no descartó el cierre, una medida que ya se ha aplicado en años anteriores, si bien abundó en que espera que "no haya que tomar estas decisiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios