Una cervecita entre amigos

  • La jornada de ayer reunió a las familias para disfrutar de las Cruces

Mayo es el mes de Córdoba. Y la excusa ideal para salir y quedar con la familia y amigos, a esos a los que llevas tiempo sin ver porque nunca se puede. Es el periodo propicio para tomarse una cervecita y comer entre sevillanas y rebujito. Las Cruces han conseguido que miles de turistas y cordobeses abarroten estos días las calles para disfrutar de la tradición. A pesar de que ayer era un día laborable, fueron muchos los que al salir del trabajo se dirigieron a algún recinto para comer con la familia y los amigos. En la cruz que la peña Los Emires monta en la calle Queso ayer era un día festivo. El coro La Alegría de la Viñuela se encargó de amenizar el mediodía con sus cantos rocieros -acompañando también a la hermandad cordobesa que el jueves inició su camino a Almonte. Una paella cocinada por la Taberna Plateros fue el plato perfecto para Juani Rueda, que acudió acompañada de algunos compañeros de trabajo a disfrutar del mayo festivo. "Este año estoy disfrutando mucho porque noto que se ha recuperado la tradición". Con ella, compartía mesa Fernando Gomi, que vino desde Sevilla. "Acabo de llegar pero lo que he visto por ahora me encanta", subrayó. "Soy artista plástico y aquí estoy encontrando bastante inspiración".

Los turistas que seguían ayer el camino para llegar a la Mezquita se topaban con la cruz de La Trabajadera, en la calle Céspedes. Buena parada para reponer fuerzas y líquidos ante los 30 grados que marcaban los termómetros. Desiré y Noelia intentaban bailar sin éxito las sevillanas que sonaban por los altavoces. "Venimos de Teruel y estamos muy sorprendidas con este ambiente, allí es todo más frío".

En Cañero, Sofía de Torres disfrutaba con el resto de su familia de una tortilla de patatas "recién hecha que está buenísima". Manuel Rodríguez también se animaba con la cerveza junto a su mujer. Son del barrio y la cruz es la excusa perfecta para disfrutar de la familia en este ambiente festivo tan cordobés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios