Los Dolores se estrena como premiada y la Paz revalida título por cuarto año

  • La cruz de la Asociación de Vecinos Cañero Nuevo logra el galardón en la categoría de zonas modernas con su particular homenaje a los patios cordobeses, un montaje que iniciaron en febrero

Comentarios 1

Las Cruces han recuperado este año sus raíces. Y precisamente los recintos que mejor han mostrado la tradición andaluza son los que se han hecho este año con los galardones que otorga el Ayuntamiento. Ya decía el jueves el concejal de Ferias y Festejos, Marcelino Ferrero, mientras visitaba los emblemas florales que "el 99% había mejorado" con respecto al año pasado. Por eso el jurado lo ha tenido muy difícil aunque, a excepción de la cruz instalada por la hermandad de los Dolores en la plaza de Capuchinos, los demás premiados son ya expertos en conseguir esta distinción. En cualquier caso, éste es sólo el segundo año que la cofradía servita ha montado una cruz y ya ha conseguido el primer premio en la categoría de recintos cerrados. Todo un triunfo que ayer celebraba el hermano mayor de la hermandad, Manuel Herreros, quien se mostró agradecido por el reconocimiento. El cofrade explicó que la cruz ha querido ser "un reflejo de la tradición y la cultura cordobesa"; por eso, alrededor del emblema, forrado de claveles rojos, se incluyen detalles como capotes de toreros, monturas de caballo y las macetas típicas cordobesas: claveles y gitanillas.

El mundo del toro ha servido también de inspiración a la hermandad de la Paz, toda una experta ya en recibir galardones todos los primeros de mayo. Éste es el cuarto año que la cofradía se alza con el primer premio en el apartado de Casco Histórico, esta vez por su creación que evoca una plaza de toros. Trajes de toreros, muletas y capotes, la capilla donde se recluyen los matadores instantes antes de la faena o las localidades de sol y sombra están representadas en este entorno único de la ciudad como es el Bailío. El hermano Mayor de la Paz, Manuel Quirós, agradeció ayer el galardón "porque es un reconocimiento a un duro trabajo". Quirós aseguró que "el premio nos lo otorgan también los cordobeses y visitantes que acuden cada día", ya que esta cruz es una de las más visitadas en la ciudad. "Hay muchos turistas que vienen cada año y me saludan porque consideran la visita al Bailío como una tradición", bromeó ayer Quirós. El hermano mayor apuntó que desde su cofradía se hace "un esfuerzo muy importante, porque es una cruz monumental, clásica, no le añadimos nada porque de por sí tiene belleza, ya que cuidamos el entorno", dijo.

En cuanto a la categoría de zonas modernas, el homenaje que la Asociación de Vecinos Cañero Nuevo le ha brindado a los patios cordobeses ha cautivado al jurado, que le ha otorgado el primer premio. El esfuerzo de los residentes de este barrio es de admirar, pues trabajan desde febrero para conseguir uno de los escenarios más espectaculares de las Cruces cordobesas. El pozo del patio del Trueque, las escaleras de las casas de San Basilio y la riqueza floral de Escañuela están representadas en el montaje de esta asociación. La tesorera de la organización, María Ángeles Raya, aseguró que "esta es la fiesta del barrio y todos los vecinos se vuelvan". De hecho, las 500 macetas que adornan la cruz las han prestado los propios residentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios