Un cantaor de raza siempre presente en los recitales

Joaquín Garrido Méndez, natural de Villa del Río (1955), es un cantaor de raza que durante muchos años ha asistido a innumerables concursos, logrando muchos primeros premios. A destacar los más apreciados por este artista, obtenidos todos en peñas flamencas: La Platería, de Granada; El Palustre, de Málaga; Fosforito, de Los Barrios; Los Amigos del Cante, de Málaga; Tomelloso, de Ciudad Real; La Temporera, de Porcuna, Los Cabales, de Montalbán; Fuenteovejuna, de Córdoba; Los Perrates, de Motril; Fosforito, de Valdepeñas; La Trini, de Antequera; Peña Lucentina; El Morato, de Almería; Niño del Museo, de Adamuz; El Carpio; Mijas, de Málaga; Torre del Cante, de Alhaurín de la Torre; Fosforito, de Puente Genil; Luis de Córdoba, de Posadas; Santa Coloma de Gramanet, de Barcelona; Rute, de Córdoba, etc. De él se ha dicho que es uno de los metales humanos más nobles que conozco. Su calidad humana le hace sentir un respeto casi tímido por los clásicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios