El príncipe Guillermo no se separa de su esposa en estado

  • La duquesa de Cambridge parece estar respondiendo bien al tratamiento que se le ha puesto para evitar deshidratación o desnutrición.

El príncipe Guillermo de Inglaterra no se separa del lado de su esposa, Catalina, quien permanece ingresada en el hospital Rey Eduardo VII de Londres al sufrir hipeméresis gravídica, una forma severa de náuseas matinales derivadas del embarazo. Guillermo pasó la noche del lunes junto a su mujer en el centro y no se marchó hasta la mañana siguiente, para volver a las pocas horas y quedarse hasta bien entrada la tarde.

Según los informes médicos, la duquesa de Cambridge parece estar respondiendo bien al tratamiento que se le ha puesto para evitar que esta complicación derive en deshidratación o desnutrición. La dolencia que padece impide que pueda tomar alimentos por vía oral, de ahí que se le estén administrando vía intravenosa.

Catalina, quien no se encuentra aún ni siquiera en su cuarto mes de embarazo, tendrá no obstante que seguir guardando reposo una vez sea dada de alta. Así que todo apunta a que tendrá que abandonar de momento su agenda oficial. Ayer la princesa recibió la visita de amigos y familiares, como su hermana Pippa Middleton. En otras partes del mundo, como Italia, la feliz noticia de su embarazo se ha plasmado en un belén que incluye a los príncipes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios