"Me he dejado el corazón en este disco y mi familia es parte de él"

El 19 de noviembre del pasado año se produjo una noticia que convulsionó el panorama musical de aquel momento. Amaia puso fin a once años de éxitos en compañía, tras tomar la decisión más difícil de su vida. Pero, como se suele decir, "quien no arriesga, no gana", y esta guipuzcoana no para de recibir satisfacciones con la publicación de Quiero ser, su primer proyecto en solitario. El público está respondiendo, y a los pocos días de llegar al mercado, su trabajo homónimo ya era Disco de Oro, además de subir a lo más alto del Top 100 Álbumes. La vorágine de fotógrafos y entrevistas promocionales no ha impedido que la cantante haya dedicado a los lectores de este periódico las declaraciones que siguen a estas letras.

-En el libreto de este disco ha incluido una frase reveladora, a modo de presentación: "Cuando creas que has llegado, comienza". Eso dice mucho de la aventura que comienza en solitario. ¿Qué le empujó a pegar el salto?

-Es que la vida es así, hay que recomenzar constantemente y abrir nuevas etapas. De pronto me di cuenta de que tenía una inquietud artística que me empujaba por un otro camino y aquí está el resultado, en once canciones.

-Quiero ser es como un álbum de recuerdos sonoros en él que su familia está muy presente. Sin ir más lejos, este CD está dedicado a su padre y en la canción 407 afirma que es su héroe. ¿Por qué ha decidido convertirlo en protagonista de su estreno en solitario?

-Este es un proyecto honesto donde me he dejado el corazón y mi familia es una parte muy importante de él. Esa canción habla de un momento muy difícil para nosotros, cuando le diagnosticaron leucemia a mi padre. Entonces me di cuenta de que es un ejemplo a seguir por la fortaleza que ha mantenido durante esta pelea larga y dura. También me gustaría que el tema sirviese para reconocer la lucha de toda la gente que trata de superar la enfermedad y no se rinde nunca.

-No hay duda de que ha heredado de él la fortaleza que le ha permitido capear temporales a lo largo de toda su trayectoria. Sin embargo, en el tema La bahía del silencio dice: "Hoy intentas que te traiga sin cuidado/ lo que una vez pensaron los demás/ planeando una huida hacia delante". ¿Cuanto pesan los comentarios de la prensa en su balanza?

-Cada día un poco menos, aunque comprendo que mi vida está expuesta y no puedo controlarlo todo. Con el tiempo he aprendido que hay madurar y hacer oídos sordos a las mentiras; si no, te vuelves loca. Cuando se han movido mis cimientos he descubierto que hay que disfrutar con las cosas buenas de cada día y olvidar aquello que no merece la pena.

-Tulipán es la canción que le ha dedicado a sus antiguos compañeros de La Oreja de Van Gogh. ¿Cómo ve a su sustituta en el escenario?

-Yo pienso que si ellos han elegido a Leire Martínez, lo va hacer bien. De Pablo Benegas, Álvaro Fuentes, Xabi San Martín y Haritz Garde sólo puedo decir que me han dado los mejores momentos de mi vida.

-También se ha hablado mucho del cambio físico que ha experimentado. ¿Tiene algo que decir al respecto?

-¡Que no es cierto que haya perdido 15 kilos! Es verdad que he adelgazado, pero fue simplemente para verme mejor, sin hacer barbaridades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios