El Príncipe no acude al bautizo del hijo de Fuster

El príncipe Felipe finalmente no estuvo con su buen amigo Álvaro Fuster en Málaga para el bautizo de su primogénito con Beatriz Mira. La espera para la llegada del Príncipe de Asturias a la capital malagueña fue infructuosa, aunque el heredero es el padrino del pequeño.

El coste del desplazamiento, con el despliegue obligado de seguridad para un acto que tenía un carácter totalmente privado, ha sido una de las razones por las que no compareció don Felipe a la parroquia de San Miguel de Miramar.

Álvaro Fuster y Beatriz Mira estuvieron rodeados por numerosos amigos y familiares para las aguas del pequeño Álvaro, en una ceremonia de carácter íntimo. Tras el bautizo los invitados se dirigieron a la casa de Beatriz Mira, donde se celebró el banquete.

La amistad entre el Príncipe de Asturias y Álvaro Fuster se remonta a la infancia y fueron estrechos amigos de juventud, confianza que ha pervivido hasta ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios