Iñaki Urdangarín se apoya en su madre en estos difíciles momentos

Iñaki Urdangarín ha pasado este último puente festivo en su ciudad natal, Vitoria, donde ha pasado unos días en compañía de su madre, Claire Liebaert.

En la capital alavesa, la presencia del duque de Palma ha pasado mucho más inadvertida que lo que habitualmente ocurre en Barcelona, donde reside. Así, el yerno de los Reyes ha conseguido cierta tranquilidad, al contrario de lo que últimamente le sucede en la ciudad condal, donde incluso ha llegado a ser captado por cámaras de televisión de madrugada cuando sacaba a pasear a su perro. En Vitoria, en cambio, se le ha visto con semblante más distendido paseando sin problemas con su madre, y sacando a pasear también a un perro, de color blanco, que posiblemente pertenezca a ella.

Ante la difícil situación que está atravesando, el marido de la infanta Cristina parece haber encontrado el mejor refugio en su esposa, sus hijos y ahora su madre, quien también le muestra su apoyo incondicional a pesar de estar imputado por delitos de blanqueo de capitales, prevaricación, fraude, falsedad documental y malversación de caudales públicos.

Aún no se ha cumplido un año de la repentina muerte del padre de Iñaki, Juan María Urdangarín y, a pesar de esta pérdida irreparable, Claire ha demostrado tener una gran entereza en este 2012, el peor año de su vida.

Claire Liebaert, de orígenes aristocráticos belgas y mujer tremendamente discreta, enviudó el pasado mes de mayo pero afortunadamente cuenta con el apoyo de toda la familia, incluido su hijo Iñaki, a pesar de que éste también pasa por momentos especialmente delicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios