Tres victorias en los siete estrenos

  • España ganó a Rusia en Portugal, pero luego cayó a las primeras de cambio

José Villalonga es el técnico que llevó a España a la conquista de la Eurocopa de 1964, en el que hasta ahora es el único triunfo de resonancia internacional que la selección guarda en sus vitrinas. En esa edición, la fase final la disputaron cuatro equipos, por lo que sólo hubo semifinales y final. Para llegar a las rondas definitivas, España eliminó de forma sucesiva en la etapa de clasificación a Rumania, Irlanda del Norte y República de Irlanda.

Ya en la fase final, los hispanos se deshicieron primero de Hungría (2-1) y en la final de la Unión Soviética, por el mismo resultado, en partidos disputados en el estadio Santiago Bernabéu.

Hasta 1980 no volvió a participar España en una fase final de la Eurocopa. Fue en Italia, en estadio Guiseppe Meazza de Milán. Allí los españoles empataron a cero con los anfitriones italianos en su debut. Cuatro años después, en Francia 84, España se estrenó con un pobre empate ante Rumania en partido disputado en Saint Etienne, aunque luego la selección de Miguel Muñoz llegaría hasta la final.

En Alemania 88, España logró por segunda vez imponerse en su partido inaugural al vencer a Dinamarca (2-3) en Hannover, con tantos firmados por Míchel, Butragueño y Gordillo. Otro empate se registró en 1996, en la competición disputada en Inglaterra, en el estreno ante Bulgaria. En el año 2000, el primer partido de España terminó con sorpresa. El rival era Noruega, teóricamente muy inferior a los hombres dirigidos entonces por José Antonio Camacho, pero un error del portero Molina colocó el definitivo 0-1.

En Portugal 2004, España obtuvo su tercer triunfo en su debut, curiosamente ante Rusia, el rival de mañana. Hace cuatro años los entrenados por Iñaki Sáez vencieron a los rusos 1-0. Sin embargo, la victoria no sirvió de mucho, pues la selección volvió a casa a las primeras de cambio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios