Los griegos esperan una despedida con triunfo

  • Otto Rehhagel asegura que el torneo aún "no terminó" y que harán su trabajo

La selección de Grecia intentará el miércoles ante España, en su partido de despedida de la Eurocopa, al menos sumar un punto tras la tragedia escenificada en Salzburgo, donde cayó frente a Suecia y Rusia.

"Ahora tenemos que estar focalizados en el próximo partido y tratar de evitar que terminemos el torneo con cero puntos", dijo ayer el defensa Goumas, apenas horas después de la dolorosa caída ante Rusia por 1-0 que derivó en la eliminación en primera ronda del defensor del título.

Sin nada en juego, su entrenador, Otto Rehhagel, pondrá una formación alternativa, aunque casi seguro el portero Nikopolidis y el defensor Antzas tendrán minutos de juego tras anunciar ambos su adiós.

"Será un partido muy difícil, España ha demostrado ser un muy buen equipo, da igual qué jugadores jueguen", señaló Antzas en una conferencia de prensa.

Mientras, el defensa Patsatzoglou comentó: "Primero tenemos que pensar en España, y tras el torneo vendrán las merecidas vacaciones".

En idéntico sentido se expresó tras la derrota ante Rusia el propio Rehhagel, quien postuló además que ahora su equipo tiene por delante el partido con España, "y luego viene todo lo demás". "El torneo todavía no terminó y tenemos la obligación de entregar un trabajo decente tras 90 minutos de juego", añadió el seleccionador griego en referencia a un encuentro que será prácticamente de trámite.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios