Suiza-Turquía (1-2): El anfitrión se ahoga en la orilla

  • El turco Arda elimina en el minuto 92 a Suiza de su propia Eurocopa en un partido que no mereció perder.

Comentarios 1

El que perdía se iba a su casa. Era el primer partido dramático del torneo. Suiza, en su Eurocopa, podía quedar fuera sin llegar siquiera a la última jornada de la primera fase. Turquía, con una buena generación de jugadores y su entrenador estrella en el banquillo, Fatih Terim, se podía despeñar en los Alpes con una segunda derrota. Y para acrecentar el dramatismo, apareció la lluvia, que finalmente acompañó la desolación del anfitrión empujada por un gol del turco Arda en el minuto 92

Los dos equipos se jugaban la vida y salieron con ganas. Un fútbol rápido, agresivo, de correr adelante sin mirar demasiado atrás. Un futbol de idas y venidas entre área y área. No de puro espectáculo, pero si de fútbol puro. Suiza se quedó fuera porque tras el debut con derrota alguien tenía que decir adiós, pero no lo mereció.

La joven generación suiza dirigida por Kuhn demostró que tiene mucha proyección y que, al contrario que la otra anfitriona, ha tenido mala suerte con el bombo. Otro gallo hubiera cantado si hubiera caído en el Grupo B, pero la competitividad de Portugal, Turquía y la República Checa ha sido demasiado. Ha sido noqueada en su propia lona en tan sólo dos asaltos.

El equipo alpino supo adaptarse a las condiciones del juego. Su fútbol, basado en los medios centros Fernandes e Inler, fue anulado por los turcos en el inicio de la primera parte, pero se repuso con balones entre líneas a Berhami y descargando el juego hacia las bandas. Con el césped anegado por el diluvio ( algo que planteó dos partidos completamente diferentes) y la difícil conducción de la pelota, los suizos dejaron a un lado el toque y optaron por los balones largos de Senderos. Y acertaron

.

Mientras el juego turco se ahogaba en carreras con la pelota en los pies, Derdiyok recibía una pelota en la derecha que cogía saliendo a la defensa otomana. Demirel erraba en la salida y el extremo servía un pase que el agua del centro del área pequeña dejaba más fácil si cabe el gol para Yakin. 1-0 y Turquía no encontraba la manera de salir del charco. Un gol con pase y remate de origen turco que Yakin (al igual que Podolski contra Polonia) no quiso celebrar. Antes, Arda había estrellado en el larguero un rechace del portero suizo a tiro de falta escorada de Nihat.

Pasión turca y remontada

La segunda parte empezó con un campo semiseco donde ahora sí se podía ver el buen fútbol con el que había empezado la primera mitad. Los turcos se reforzaron arriba con la entrada de Sentürk, el goleador del Fenerbace, que empató el partido con una cabezado a bocajarro en el área pequeña a centro de Nihat desde la izquierda en el 56.

Suiza intentaba reponerse del golpe, pero el equipo otomano tenía ganas de jugarse su continuidad en la Eurocopa a la ruleta rusa, pese a que le valía incluso el empate para depender de si mismo en la última jornada. A punto estuvo de salirle mal en un contragolpe que el anfitrión tuvo en el 83. Un cuatro para uno en el área turca acabó siendo desaprovechado por Yakin y Vonlanthen. Suiza lo pagó caro.

En el descuento, el extremo turco Arda (el mejor del partido) recogía un balón en la izquierda, buscaba el tiro con la derecha recortando hacia dentro y disparaba a puerta. El balón, tras pegar en un defensa, entraba por encima de Benaglio. Se consumaba la tragedia en Basilea.

La desesperación inundaba la grada. No hubo tiempo para más. A la anfitriona se le escapaba el barco hacia el sueño en su propia Eurocopa. Sin pasar siquiera a cuartos de final, se ahogaba en su orilla.

Ficha técnica:

Suiza: Benaglio; Lichtsteiner, Müller, Senderos, Magnin; Behrami, Inler, Fernandes (Cabanas, m.77), Barnetta (Vonlanthen, m.66); Yakin (Gygax, m.85) y Derdiyok.

Turquía: Volkan; Hamit Altintop, Asik, Servet, Balta; Aurelio, Karadeniz (Sentürk, m.46), Turan, Metin (Topal, m.46), Nihat (Kazim, m.85) y Tuncay.

Goles: 1-0, m.32: Yakin. 1-1, m.57: Sentürk. 1-2, m.90+3: Turan

Árbitro: Lubos Michel (SVK). Mostró cartulina amarilla a Tuncay (m.30), Aurelio (m.41), Balta (m.48) y a Derdiyok (m.55).

Incidencias: Asistieron al encuentro 42.500 espectadores, en partido correspondiente a la segunda jornada del grupo A, disputado en el estadio St.Jakobs de Basilea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios