Grupo c

3-0: Holanda levanta sus cartas y destroza a Italia

  • La selección 'oranje' despluma sin contemplaciones a la campeona del mundo con un planteamiento ambicioso y eficaz que ofrece argumentos para pensar que puede marcar el futuro del torneo

Comentarios 10

No será la primera vez que un campeón del mundo comienza el torneo siguiente, el mundial o el continental, con cara de fin de ciclo. Han sido diversos los tropiezos de selecciones encumbradas e Italia sufrió un batacazo de época ante una dinámica Holanda que mostró unas cartas ganadoras que de mantener pueden marcar el futuro del torneo.

Sin contemplaciones y ayudados, qué duda cabe, por las circunstancias, los jugadores de Marco van Basten le pegaron un repaso espectacular a Italia, que ahora deberá derrotar a Rumanía en la segunda jornada para seguir contando en el torneo. Holanda, con una pareja Engelaar-De Jong totalmente dominadora, neutralizó a Pirlo, dejó inútiles a Ambrosini y Gattuso, símbolos de lo que es esta Italia, y obligó a Roberto Donadoni a recomponer sobre la marcha cada descosido de su entramado defensivo sin terminar de lograrlo nunca. Ni siquiera desde arriba, pues Camoranesi, teórico extremo, se pegó todo el partido persiguiendo a un Van Bronckhorst que brilló más que en su juventud.

Con tan escaso margen de error, Italia cometió dos de salida. El primero, y más grave, pensar que Holanda regularía su forma de atacar y su manera de entender el juego. El segundo fue descuidarse cuando una jugada de las que confunden a todo el que la vea dejó a los italianos rumiando la supuesta tropelía.

Aún en igualdad real, tanto táctica como mental, Buffon pudo cometer penalti a Van Nistelrooy, quien le encaró tras un pase de Kuyt y se desequilibró al regatearle. Enseguida, una falta que cuelga Van der Vaart provoca que Buffon se estorbe con Panucci, éste termina rodando fuera del campo y Sneijder engancha el rechace para que el goleador sólo tenga que empujarla ante el estupor italiano, incrédulo ante la concesión del tanto sin reparar en la razón de su validez, pues el defensa que sale del campo, por las circunstancias que sean, durante una jugada evita el fuera de juego en cualquiera de sus variedades.

Así, con el cabreo todavía en la cabeza, Italia se envalentonó y se descuidó lo justo para recibir un segundo y excesivo castigo antes de la pausa. Van Bronckhorst sacó bajo palos lo que pudo ser el empate y lanzó un contragolpe vertiginoso con un cambio de juego bárbaro a Kuyt, que bajó el balón ante Zambrotta para que Sneijder batiera a Buffon al primer palo adelantándose a Di Natale, un delantero pero que fue el primero en acudir para intentar apagar el fuego.

Italia no encuentra la forma de recuperar su sitio. Sneijder y Van der Vaart mueven a la perfección al equipo, muy apoyado en su fornida y eficaz pareja de medios centro. Con Kuyt a su aire incomodando a Zambrotta, todo parece en contra de los italianos y ni siquiera los retoques de Donadoni surten efecto, por no hablar que a Gattuso se le perdonó la segunda amarilla hasta en dos ocasiones.

Donadoni no puede más y tira de Del Piero. Italia tiene más el balón porque cuenta con quien le dé utilidad en ‘ausencia’ de Pirlo y los mejores momentos del encuentro tienen un desenlace horrible para los azzurri. Toni, Grosso y Del Piero pueden marcar de forma consecutiva en apenas tres minutos. El primero elevó demasiado solo ante Van der Sar, el segundo tiró al muñeco tras ganar la línea de fondo y el tercero cantaba el gol cuando una falta suya la sacó el portero para que se montara una contra del corte de la del segundo tanto: Sneijder permite a Kuyt encarar a Buffon, que repele su disparo, el balón vuelve al extremo del Liverpool y su centro lo cabecea Van Bronckhorst. Zambrotta no logra sacar la pelota, Buffon ya no llega y un humillante 3-0 vuelve naranja a la ciudad de Berna y enrojece a toda Italia.

Holanda, 3: Van der Sar; Boulahrouz (Heitinga, 77'), Ooijer, Mathijsen, Van Bronckhorst; De Jong, Engelaar; Kuyt (Afellay, 82'), Van der Vaart, Sneijder; y Van Nistelrooy (Van Persie, 70').

Italia, 0: Buffon; Panucci, Barzagli, Materazzi (Grosso, 55'), Zambrotta; Gattuso, Pirlo, Ambrosini; Camoranesi (Cassano, 75'), Luca Toni y Di Natale (Del Piero, 63').

Goles: 1-0 (25') Van Nistelrooy. 2-0 (30') Sneijder, tras gran jugada colectiva. 3-0 (79') Van Bronckhorst, de cabeza.

Árbitro: Peter Frojfeldt (Suecia). Mostró cartulina amarilla a Luca Toni (28'), Zambrotta (30'), Gattuso (51') y a De Jong (59').

Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada del grupo C de la Eurocopa disputado en el Wankdorf Stadium, Estadio de Suiza de Berna, ante 30.777 espectadores que llenaron el recinto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios