Grecia-Suecia (0-2): Ibrahimovic derriba la muralla griega

  • El delantero sueco echa por tierra el planteamiento de Rehhagel, que acaba jugando con una defensa de cuatro y recibe la puntilla.

Como si no hubieran pasado cuatro años. Con el mismo planteamiento que le llevó a dar la sorpresa en Portugal, Grecia comenzó ayer su defensa del título ante Suecia. Y le salió mal. Parecía la misma película. Una defensa contundente, bien planteada; un centro del campo fuerte, con un juego lento con el balón en los pies y rápido en las salidas buscando a Karagounis y a Charisteas. Hasta aburrir, peroIbrahimoviccambió el final. Suecia se estrenó ayer con victoria ante el vigente campeón y parece que será el rival de España por la primera posición del grupo D, con la que se jugará el pase en el próximo sábado.

Los suecos estuvieron enmarañados durante toda la primera parte en el planteamiento táctico de Rehhagel, que salió al campo con tres centrales (Dellas actuando de libre) y dos laterales más preocupados de tapar a su par que de atacar. Pero apareció Ibrahimovic, muy voluntarioso (pero bien tapado por los centrales helenos) durante la primera parte, para tumbar la barrera griega y dar un giro al partido. En el minuto 66 controló un balón en la banda derecha, hizo la pared con el incombustible Larsson en el pico del área y fusiló la escuadra izquierda de Nikopolidis con un potente disparo cruzado. 1-0. La lata estaba abierta.

Con un gol en contra, al seleccionador griego dejó de funcionarle su plan de esperar firme un regalo de los suecos y tuvo que mover ficha. Optó por cambiar a Dellas por Amanatidis y pasar a jugar con una defensa de cuatro. Demasiado atrevido para Grecia. Suecia se limitó a esperar su oportunidad para apuntillar, algo que llegó sólo cinco minutos después, Hansson hacia el 2-0 con un gol de patio de colegio. Jaque mate a la campeona, que tendrá que sufrir para pasar a cuartos.

Balones largos a las dos torres

Como estaba escrito en el guión, el partido comenzó aburrido. El equipo heleno quería la pelota para dormirla, para sólo tocar en defensa hasta recibir la presión de los suecos y buscar en largo al espigado Charisteas, su torre. Estuvo muy activo y rápido en la primera parte entrando desde la derecha. La primera gran oportunidad del partido la protagonizó el delantero heleno, que tras tres recortes por la banda derecha disparó con fuerza abajo para que parara Isaksson. Era el único recurso de Grecia, que jugaba con la suficiencia del campeón, confiando en defender con pundonor y esperando su oportunidad. Suecia, ante la férrea defensa, se limitó a hacer lo mismo buscando a Ibrahimovic, pero Dellas, muy serio en el juego aéreo, hizo ver a los suecos que ese no era el camino.

El equipo de Lagerbäck empezó a buscar la rapidez de Wilhemsson, que se retiró lesionado en la segunda parte y seguramente no estará ante España, y comenzó a crear peligro. Un centro de éste fue rematado por Ibrahimovic de cabeza, de espaldas a la portería griega, que salió por encima del larguero. Mientras, Grecia llegaba a ratos con tiros desde fuera del área, centros de Karagounis por la izquierda y por supuesto, a través de Charisteas.

En la segunda mitad, los suecos apostaron por entregar el balón a los griegos y salir al contragolpe. Y la jugada les salió bien. Tras una primera oportunidad del jugador del Deportivo de la Coruña, que no supo aprovechar una mala salida de Nikopolidis, Ibrahimovic marcaba su golazo y cambiaba el partido en el minuto 66.

Grecia tenía que lanzarse a hacer lo que no sabe y lo pagó caro. En una jugada en la que Ljungberg se quedó sólo ante el portero heleno, una carambola hacía que Hansson empujara la pelota al fondo de la red entre dos defensas y Nikopolidis a un metro del palo izquierdo. Colorín colorado. A Suecia sólo le quedaba aguantar 20 minutos de embestidas de un equipo que no sabe atacar sin defender. Ahora le toca jugarse con España la primera plaza del grupo y buena parte de las aspiraciones de pasar a cuartos el próximo sábado en un partido muy diferente. Grecia tendrá que ganar a Rusia para mantener sus aspiraciones.

Ficha técnica:

Grecia: Nikopolidis; Seitaridis, Kyrgiakos, Antzas, Dellas (Amanatidis, m.70), Torosidis; Basinas, Katsouranis, Karagounis, Charisteas y Gekas (Samaras, m.46).

Suecia: Isaksson; Alexandersson (Stoor, m.74), Mellberg, Hansson, Nilsson; Svensson, Wilhemsson (Rosenberg, m.78), Ljungberg; Andersson, Henrik Larsson e Ibrahimovic (Elmander, m.71).

Goles: 0-1, m.67: Ibrahimovic. 0-2, m. 72: Hansson.

Árbitro: Massimo Busacca (SUI). Mostró cartulina amarilla a Charisteas (m.1), Seitaridis (m.52), Torosidis (m.61)

Incidencias: Asistieron al encuentro 30.000 espectadores, en partido correspondiente a la primera jornada del grupo D, disputado en el estadio Wals-Siezenheim.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios