El tripartito y Aralar exigen por carta a Zapatero que retire la suspensión de la consulta

  • El Parlamento vasco seguirá los pasos del Gobierno de Ibarretxe y también se personará en la causa abierta ante el Constitucional

Una 'carta abierta' a Zapatero para defender la consulta de Ibarretxe. Esta es la fórmula elegida por los partidos del tripartito vasco (PNV, EA, y EB Berdeak) y Aralar para presionar al presidente del Gobierno y exigirle que retire la petición de suspensión de la Ley de Consulta que realizó al presentar el recurso de inconstitucionalidad contra la norma. Con el mismo empeño de defender a capa y espada el referéndum del lehendakari, el Parlamento vasco, con los votos en contra de PP y PSE decidió hoy personarse en la causa abierta en el Tribunal Constitucional contra la ley de Consulta que aprobó el pasado 27 de junio y, al igual que el Gobierno vasco, presentará alegaciones a los recursos de inconstitucionalidad del Gobierno central y el PP.

La "respuesta conjunta" que las formaciones vascas que apoyaron la consulta de Ibarretxe -aunque fuera uno de lo votos del PCTV el que permitió su aprobación- prometieron llegará a modo de carta abierta a Zapatero. Serán el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, el presidente de EA, Unai Ziarreta, la parlamentaria de EB Berdeak, Kontxi Bilbao, y el coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, los encargados de exponer el contenido de la carta abierta a Zapatero en una comparecencia pública que se celebrará el próximo viernes.

El pasado jueves, una vez admitido el recurso del Gobierno central y suspendida la consulta, las cuatro formaciones, que han excluido expresamente de estas conversaciones al PCTV, realizaron una reunión conjunta en el Parlamento vasco para analizar la actual situación política y evaluar las respuestas que se van a articular desde los distintos ámbitos. PNV y sus compañeros de viaje ya anunciaron que darían respuesta en "todos los momentos procesales", y también estudian personarse en la causa abierta ante el Constitucional tal y como ya ha hecho el Gobierno vasco. 

El que también ha tomado esta determinación es el Parlamento de Vitoria. Con el apoyo de las formaciones del tripartito (PNV, EA, EB) y el rechazo del PSE y PP, la mesa de la Cámara vasca decidió hoy personarse en la causa abierta en el Tribunal Constitucional contra la ley de consulta que aprobó el pasado 27 de junio. La presidenta del Parlamento, Izaskun Bilbao (PNV), consideró que "la posibilidades de entenderse y de convivencia no son compatibles con las batallas jurídicas".

Una vez adoptada esta decisión por parte de la Mesa, los servicios jurídicos se encargarán de la elaboración de las alegaciones que se trasladarán al TC. Bilbao consideró que el Tribunal Constitucional debería resolver este asunto antes del 15 de septiembre, fecha fijada en la ley como límite para convocar la consulta.

El "despropósito" del Parlamento Vasco

Por contra, la vicepresidenta primera de la Mesa, Isabel Celaá (PSE), justificó su rechazo a la decisión adoptada al afirmar que "no cabe hacer alegaciones a favor de una ley que vulnera la Constitución, el Estatuto y el Reglamento de la Cámara". Ante este "despropósito", consideró que "lo procedente sería rectificar y no seguir una causa que todos los servicios jurídicos, incluidos los de este Parlamento, saben que no tiene cabida" en el ordenamiento jurídico. 

En este sentido, tanto Celaá como el representante del PP en la Mesa, Carmelo Barrio recordaron que, en 1998, los letrados de la Cámara propusieron la inadmisión a trámite por su "manifiesta inconstitucionalidad" de una propuesta del grupo mixto que planteaba una consulta similar a la actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios