Los pesqueros seguirán indefensos ante los piratas en Somalia

  • Chacón constata con su homólogo francés las dificultades para desplegar este verano una fuerza internacional y ambos reclaman la cooperación de más países

La fuerza internacional que España intenta conformar con el apoyo de Francia, de sus socios de la UE y de otros países con intereses en el Índico y frente a las costas de Somalia para proteger a los barcos mercantes y los pesqueros que faenen en esas aguas, no estará lista para esta temporada aunque el Gobierno insiste en que se desplegará "con toda la inmediatez de que seamos capaces".

Así lo dejó entrever ayer la ministra de Defensa, Carme Chacón, en una rueda de prensa conjunta tras un encuentro con su homólogo francés, Herve Morin, quien fue más claro al asegurar que tres meses, que es lo que dura la campaña pesquera que ya ha comenzado, "es un periodo muy corto" para poner en marcha este tipo de operativos. "Decir otra cosa sería mentir", añadió aunque también reconoció que España ha tenido una capacidad "muy considerable" para llamar la atención sobre la urgencia del tema.

Según un titular galo, se trata de una "operación compleja en una zona colosal", algo que "no es sencillo" y que si no se ha lanzado ya "no es por falta de voluntad sino por falta de capacidad". Además, dijo que tampoco los armadores ponen las cosas muy fáciles ya que en muchos casos son reacios a desvelar las zonas donde pescan para esquivar a los competidores y recordó que Francia ya ofrece protección en ese área a través de la Task Force 150 de la OTAN con base en Yibuti.

Chacón subrayó que la intención de España es que se integren en el dispositivo naval "cuantos más países mejor" y que se ponga en marcha "lo antes posible" pero insistió en que será factible "siempre que se sumen otros socios" de la UE con lo que descartó implícitamente que se pudiera lanzar la iniciativa solo con efectivos españoles o franceses.

España trabaja de forma paralela para que la protección en ese "mar fallido", en palabras de Chacón, sea una misión de la Política Europea de Seguridad y Defensa, es decir, una operación comunitaria, pero como para ello serán necesarios seis meses, la ministra aseguró que la fuerza multinacional se desplegará en cualquier caso tan pronto como esté lista y se pueda "dar seguridad con garantías".

Al ser preguntada sobre si el Gobierno estudia la posibilidad de contratar a empresas privadas para que se encarguen del dispositivo de seguridad naval, la ministra se limitó a señalar que no la consta esa posibilidad.

La protección de los barcos y la lucha contra la piratería, un crimen que han sufrido directamente tanto barcos españoles como franceses, ha sido uno de los temas que han centrado la reunión de los ministros de Defensa y será un asunto sobre el que sus departamentos trabajarán de forma permanente durante el resto del verano.

En España, el PNV ha sido uno de los partidos que más ha insistido en la necesidad de ofrecer protección a los barcos españoles que faenan frente a Somalia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios