El fiscal pide al Tribunal Supremo que condene a El Egipcio por el 11-M

  • El Ministerio Público ya no acusa a Sayed de ser el ideólogo de la masacre, pero sí de integración en organización terrorista

Después de cuatro años, ha comenzado la parte final de la masacre del 11-M. Después de que la Audiencia Nacional condenara el pasado octubre a 21 acusados por pertenecer o colaborar con la organización terrorista que atentó aquel 11 de marzo de 2004 y causó 191 muertos, ayer se iniciaron en el Tribunal Supremo las vistas para estudiar los recursos contra algunas de las absoluciones y condenas. Una vez que finalicen, el tribunal deliberará y dictará la sentencia definitiva que recogerá quiénes son los culpables, o parte de ellos, del atentado más grave cometido en Europa.

Transcurrido un año desde que finalizara el juicio contra 29 acusados que se celebró en la sede de la Audiencia Nacional en la madrileña Casa de Campo, ayer se pudo volver a ver a la treintena de abogados de nuevo con sus togas dispuestos a devolver a nuestras memorias aquella fatídica mañana que truncó la vida de cientos de personas. Sin embargo, en esta ocasión las cámaras, los flashes y el espectáculo mundial que se produjo en el juicio no se volvió a repetir. Tal vez porque en esta ocasión los acusados ya no están presentes, tal vez porque ya ha pasado mucho tiempo, lo cierto es que el interés por las vistas que acabarán definitivamente con este proceso se han desinflado informativamente.

El primero en hablar fue el fiscal Luis Navajas, que únicamente recurrió la absolución de Rabei Osman el Sayed, El Egipcio. Está de acuerdo con la sentencia dictada por el tribunal que presidió Javier Gómez Bermúdez excepto en lo que se refiere a este acusado. La Fiscalía le consideró ideólogo de la masacre aunque ahora recurre únicamente su pertenencia en organización terrorista. Entiende, en contra de lo dictado por la Audiencia Nacional, que no se cumple el requisito de non bis in idem, es decir, que una persona no puede estar condenada dos veces por los mismos hechos.

El Egipcio ya ha sido condenado en Italia a ocho años de cárcel por pertenencia a organización terrorista y, por tanto, no se le puede volver a condenar por el mismo delito pero, para el Ministerio Público, la sentencia italiana todavía no es firme, queda que resuelva el Tribunal Supremo, y por tanto el non bis in idem todavía no se cumple.

El Ministerio Público no recurre las penas de ninguno de los otros condenados, y pide que se suprima la multa de 4 millones de euros impuesta a Hamid Ahmidan y que se rebaje de 15 a 14 años de cárcel la condena de Hassan El Haski, condenado por integración terrorista en grado de dirigente. Navajas hizo un reconocimiento a las víctimas y dijo "en el fallo son todos los que están, pero en modo alguno están todos los que son".

La tesis del Ministerio Público fue apoyada por la Asociación 11-M Afectados, por el Terrorismo, presidida por Pilar Manjón, que también recurrió las absoluciones de los hermanos Antonio y Carmen Toro, así como las condenas de 5 de los 28 acusados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios