Los españoles son más optimistas sobre el terrorismo, pero piden unidad

  • Casi nueve de cada diez españoles reclaman el acuerdo entre PSOE y PP en política antiterrorista, que hoy se ve más probable al haberse superado el escepticismo que existía en la sociedad hace un año respecto al consenso político.

La sociedad española se muestra menos pesimista con la evolución del terrorismo en el último año y una mayoría creciente cree que ETA se ha debilitado, aunque reclama de forma casi unánime un acuerdo PSOE-PP en materia antiterrorista y la vuelta al Pacto por las libertades sellado hace más de siete años.

Estas son algunas de las conclusiones que arroja la V Encuesta Nacional 'Los españoles ante el terrorismo y sus víctimas', que han presentado los responsables de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa; de Covite, Cristina Cuesta, y de la Fundación para la Libertad, Teo Uriarte, y el director del Euskobarómetro, Francisco José Llera.

El escenario de mayor optimismo sobre el terrorismo no se traslada a la situación económica (casi dos de cada tres españoles, el triple que hace un año, la califican negativamente) o a la política (un 44 por ciento es crítico con ella, aunque por primera vez la valora mejor que a la economía y ya no percibe la tensión y la crispación entre los partidos de etapas anteriores).

El sondeo se realizó a partir de 1.200 encuestas telefónicas en toda España entre el 27 de octubre y el 4 de noviembre, antes del asesinato de Ignacio Uria a manos de ETA y de la detención de los dirigentes de la banda Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', y Aitzol Iriondo.

La mayoría de los preguntados -el 38% por ciento- cree que la evolución del problema del terrorismo ha mejorado, dato que supone un incremento de trece puntos en los últimos meses, frente a un 30 por ciento que piensa que ha empeorado, opinión que hace un año era mayoritaria y que ha retrocedido 29 puntos, mostrando un claro cambio de tendencia.

Los más pesimistas se encuentran entre los votantes del PP, mientras que en el electorado de los socialistas e IU acoge a los más optimistas.

Al tiempo, casi nueve de cada diez españoles, sin diferencias ideológicas, consideran necesario y reclaman el acuerdo entre PSOE y PP en política antiterrorista, que hoy se ve más probable al haberse superado el escepticismo que existía en la sociedad hace un año respecto al consenso político. Hoy la mayoría de los españoles ve voluntad de acuerdo en los dos grandes partidos y un 88 por ciento reclama que se revitalice el Pacto Antiterrorista, abriéndolo al resto de fuerzas democráticos.

Respecto a la derrota de ETA, hay pocas variaciones respecto a hace un año: el 62 por ciento expresa su pesimismo sobre un final de la banda a corto o medio plazo, frente a un tercio -un 34 por ciento- que es optimista.

En el último año se ha reforzado y ha crecido mas de diez puntos la mayoría de quienes piensan que ETA está más débil que hace unos años (61 por ciento), percepción compartida por los votantes de todos los partidos, aunque también son mayoritarios (88 por ciento) los que no creen en la voluntad de la banda de poner fin a la violencia.

Hay casi unanimidad asimismo, sin distinción de ideologías, en el apoyo a las medidas de ilegalización de los partidos del entorno de ETA, así como a las nuevas reformas del Código Penal en esta materia.

En este sentido, el 92 por ciento apoya la pena máxima de 40 años para los terroristas condenados por asesinato y la exigencia de indemnización a las víctimas; el 88 por ciento está de acuerdo en aplicar penas de alejamiento a los terroristas y el 87 por ciento reclama que se eliminen los nombres de etarras de las calles y espacios públicos y que se persigan los homenajes a terroristas.

Sin embargo, la ciudadanía se muestra dividida entre quienes apoyan la persecución penal de los que pagan el llamado impuesto revolucionario -un 46 por ciento- y quienes la rechazan (el 43 por ciento).

La encuesta también refleja que las víctimas cuentan con la solidaridad de la sociedad española, pero un 60 por ciento critica su utilización política y la falta de apoyo que encuentran en la sociedad vasca. También es mayoritaria (un 73 por ciento) la visión negativa sobre el tratamiento y atención que el Gobierno vasco da a las víctimas del terrorismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios