La crecida del Ebro no causa daños al recinto de Expo Zaragoza

  • El Gobierno regional dice que la subida del río no impedirá la ceremonia de inauguración

La crecida del río Ebro pasa por la capital aragonesa con un caudal de 1.545 metros cúbicos por segundo y 4,25 metros de altura, por debajo de lo inicialmente previsto y sin causar afecciones de importancia a los edificios e instalaciones de la Exposición Internacional Zaragoza 2008. Por el momento, según confirmaron en una rueda de prensa conjunta el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, y el director de Operaciones y Contenidos de Expo Zaragoza 2008, Jerónimo Blasco, ningún edificio ha sufrido daños y la única zona inundada ha sido el Anfiteatro, algo que ya estaba previsto porque se encuentra en una cota muy baja.

El viceconsejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, opinó por su parte que la primera previsión en torno a la crecida del río Ebro era "mucho más pesimista" y que, de todas formas, la ceremonia inaugural de la Expo Zaragoza se va a poder celebrar el próximo día 13 con los Reyes de España, y el 14 de cara al público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios