Una reyerta entre antifascistas y neonazis se salda con cinco jóvenes heridos en Madrid

  • Un testigo asegura que más de una docena de encapuchados con hachas, bates y cuchillos atacaron con saña al grupo de ultraderecha.

Los altercados violentos entre jóvenes de estética neonazi y grupos antifascistas siguen sucediéndose en Madrid. El último ocurrió en el distrito de San Blas, en un lugar próximo a donde se estaba celebrando un partido promovido por 'Combat España' una asociación de ideología nazi. Al parecer, y según el relato de un testigo, cinco jóvenes de estética 'skin' se hallaban junto a dos coches aparcados cuando de otros dos vehículos surgieron más de una docena de antifascistas encapuchados y armados con hachas, bates y cuchillos que se ensañaron con ellos.

Un taxista vecino del lugar que pasaba sobre las 12.00 horas de la madrugada de ayer por la avenida Niza, en el distrito madrileño de San Blas, explicó que "desde el espejo retrovisor" pudo ver como "cuatro o cinco chavales altos, fuertes y ágiles, vestidos de negro y algunos encapuchados" se bajaron de un coche "con una rapidez que ni en las películas" y se ensañaron a golpes con un grupo de cinco jóvenes de estética nazi, pero "no con ánimo de asustarles, sino que con ánimo de matarles".

"Llevaban bates de béisbol y algunos hachas cortas. De hecho tiraron una que recogió después la Policía. Fue agresividad pura y dura, en un segundo vi correr a mucha gente y no sabía si eran los que estaban ahí o no, pero se cebaron con dos coches y se ensañaron bien", aseguró el taxista, que en otro momento de su testimonio asegura que de los dos coches que llegaron al lugar se bajaron "unos 14 ó 16 chavales". Todo fue "muy rápido", explica, llegaron, agredieron a los jóvenes y "se largaron saltándose semáforos en rojo y huyendo".

Otro vecino de San Blas, asegura que cuando él llego al lugar del suceso se encontró con un coche roto "por todos los lados" con "banderas de España y un grupo de ultraderecha de unas 8 ó 10 personas" concentrados en el lugar. Otro grupo de adolescentes también vecinos del lugar explicó que mientras llegaba la ambulancia para atender a los agredidos, bajó "un vecino con un botiquín y atendió a los heridos" a la espera de que llegaran los servicios de emergencia y la Policía.

Se da la circunstancia de que en las instalaciones deportivas ubicadas entre las calles Fenelón y Esfinge, próximas a la Avenida Niza, donde se produjo la agresión, se estaba celebrando un partido promovido por 'Combat España', un asociación de ideología nazi que está considerada como una de las más peligrosas de las centenares que opera en nuestro país. Fuentes policiales precisaron que ni la Jefatura Superior de Policía ni la Delegación del Gobierno tienen competencias en la organización de este tipo de actos, sino que son temas municipales.

Al lugar de los hechos se trasladó rápidamente la Policía Municipal y la Policía Nacional. El SAMUR-Protección Civil tuvo que atender a cinco heridos, todos españoles, de diversa consideración. El más grave es un chico de 19 años, que presentaba cortes en el tobillo izquierdo y la mano izquierda, y que fue trasladado con pronóstico moderado al Hospital Ramón y Cajal. Otros tres de los heridos fueron trasladados también al mismo centro hospitalario, entre ellos, un chico de 20 años que sufrió un corte por arma blanca en el gemelo izquierdo y un golpe en la cabeza. 

Además, una chica de 20 años con golpes en la cabeza, y otro hombre de 23 años con contusiones en la espalda fueron trasladados al hospital con pronóstico leve. La quinta víctima es un joven de la misma edad con contusiones leves, que fue dado de alta en el lugar de los hechos. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid explicaron que, de momento, los jóvenes heridos no han podido dar detalles de cómo era sus agresores, ya que los hechos se desencadenaron "muy rápidamente", así como tampoco han aclarado el motivo de la reyerta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios