Zapatero obvia el federalismo del PSC y confía en que no se separe del PSOE

  • El presidente clausura el XI Congreso de los socialistas catalanes pasando de puntillas sobre su propuesta de reformar la Constitución · Muestra su rechazo al manifiesto en defensa del castellano

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, participó ayer en la clausura del XI Congreso de los socialistas catalanes, ante los que mostró su confianza en que el PSOE y el PSC estén juntos "toda la vida".

Montilla, que fue reelegido como primer secretario de los socialistas catalanes, defendió la presencia del PSC dentro del PSOE y la gobernabilidad como "protagonistas activos". A su juicio, "el PSC es el partido de las soluciones, no de los problemas".

Ante millar de delegados, Zapatero recordó que el PSOE y el PSC llevan juntos 30 años, los años que tiene el PSC, y abogó por que esto siga así "otros 30 años y otros 30... Y toda la vida juntos".

Tras obviar que el PSC tuvo grupo propio en el Congreso en la primera legislatura y que renunció a él tras el 23-F, Zapatero señaló que "el destino del PSC y del PSOE es ir juntos haciendo lo mejor por nuestros ciudadanos".

El jefe del Ejecutivo no se refirió a la apuesta del PSC por una reforma federal de la Constitucional. Sí lo hizo Montilla, que explicó, en declaraciones a la Cadena Ser, que la apuesta federal del PSC "no es noticia para la prensa catalana". "Ayer (por el sábado) reafirmamos nuestros postulados tradicionales", aclaró Montilla, que recordó que el PSC siempre ha abogado por un modelo de Estado federal para España.

Zapatero se comprometió en su intervención ante los delegados del PSC a que el Estatut se desarrolle "sin prisa pero sin pausa, haciendo las cosas bien, garantizando que los traspasos y servicios funcionan adecuadamente", y teniendo en cuenta las necesidades y previsiones de inversión.

También se refirió a las lenguas y subrayó que si él tuviera que firmar un manifiesto sería "sólo" uno que hablara de todas ellas, "que defendiera al castellano, pero también al catalán y al resto de las lenguas del Estado", un manifiesto que incluya a todos.

Montilla afirmó, en alusión a las críticas de CiU por su nivel de catalán, que acepta recibir "lecciones de catalán, pero de catalanismo, ninguna". El president se dirigió personalmente a Zapatero y le agradeció lo que ha hecho "para defender la convivencia lingüística" en Cataluña "frente a los que quieren que las lenguas dividan". "Y lo has hecho con valentía, te lo reconocemos y te lo agradecemos" ya que "afianzas la España plural, clave para la España moderna y a la que aspiramos", añadió Montilla.

El presidente de la Generalitat fue reelegido como primer secretario del PSC con el 96,44% del apoyo de los delegados. Tras Montilla, los dirigentes que contaron con más apoyo fueron Carme Chacón y Jordi Hereu, que cosecharon el 95,22% del voto de los delegados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios