Zapatero espera un "fruto positivo" de su reunión con Rajoy

  • El presidente del Gobierno no aceptará la propuesta del líder de la oposición porque "choca contra los más desfavorecidos".

Comentarios 5

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confía  en que la reunión que mantendrá hoy en La Moncloa con el líder de  la oposición, Mariano Rajoy, "pueda tener un fruto positivo" y sirva  para "llegar a acuerdos" relativos a la renovación de los organismos  institucionales pendientes y a la lucha conjunta contra el  terrorismo. "Es la décima vez que le voy a convocar y tengo la mejor  presidisposición", afirmó. No obstante, advirtió de que no aceptará  el planteamiento de Rajoy de recortar el gasto público porque los  plantes de choque "siempre chocan contra los más desfavorecidos". 

En un acto en el Teatro del Recinto Ferial de la Casa de Campo  con motivo de los cien primeros días de su segundo mandato, Zapatero  repasó todos los logros del Gobierno en este periodo y tendió la mano  a Rajoy para afrontar "una situación difícil" en materia económica,  con "el máximo consenso". "Han sido cien días de trabajo intenso para  afrontar la situación económica", dijo, con el propósito de  "recuperar cuanto antes nuestra fortaleza para crear riqueza y  nuestra capacidad para generar empleo". 

Aunque situó en la coyuntura internacional las causas de la  desaceleración económica, aseguró que "el Gobierno se siente  plenamente responsable y asume esa responsabiliad". Por eso, destacó  que "desde el principio hemos tomado un número muy elevado de medidas  económica para paliar la situación y para que el ciclo económico  vuelva a la normalidad". Estas medidas, "movilizarán" 60.000 millones  de euros entre 2008 y 2010, de los que 10.000 van dirigidos  directamente a las familias.

Zapatero,  que lamentó que "algunos no hayan esperado ni cien  días para criticar" su gestión, incidió en que la situación  presupuestaria está saneada y recalcó que España "es un país fuerte",  porque "la cobertura por desempleo es mayor que nunca, hay mejores  pensiones, se mejora el salario mínimo, hay más becas, hay nuevas  prestaciones de gran calado". "Todas estas políticas sociales  significan más país, más España", agregó. Por ello, abogó por  mantener las políticas sociales y dijo no estar "de acuerdo" y por  tanto, el Gobierno "no lo va a llevar adelante", la "receta" de Rajoy  de "hacer una reducción del gasto público" porque "ya sabemos quién  la paga".

En cualquier caso, el líder del PSOE insistió en que habrá una  "fuerte austeridad", pero también "solidaridad", dijo, "con los  trabajadores y con las familias", que "es como se hace un país que  pueda avanzar", espetó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios