Zapatero augura que a partir de marzo se creará empleo en un "volumen muy estimable"

  • Rajoy critica la "política de medidas fáciles y sin ninguna reforma económica" del presidente, que ha llevado a "minar la confianza".

Comentarios 28

El Gobierno ya ha puesto fecha para empezar a notar los resultados del plan de impulso a la actividad económica y empleo que ha puesto en marcha. La sangría de despidos de los últimos meses en la economía española dará paso a partir de marzo o abril a una creación de empleo en un "volumen muy estimable", según anunció el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, quien recordó los miles de millones ofrecidos para generar puestos de trabajo a través de los ayuntamientos y el intenso ritmo de crecimiento que registrarán las obras públicas. La oposición celebra este dato aunque critica el "amontonamiento" de medidas que pueden "quemar" el motor económico nacional hipotecando el futuro de los españoles. En este sentido, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha criticado la política de "medidas fáciles y sin ninguna reforma económica" llevada a cabo por el presidente, "que sólo ha logrado minar la confianza".

Todas las previsiones coinciden en afirmar que la anhelada recuperación económica se producirá en la segunda mitad del próximo año aunque, según avanzó el presidente del Ejecutivo, en España la reacción del mercado laboral podría adelantarse a marzo o abril. En su intervención en el Pleno del Congreso para explicar las conclusiones del Consejo Europeo celebrado la semana pasada, José Luis Rodríguez Zapatero afirmó que "será en ese momento, en marzo o abril, cuando tengamos un ritmo intenso de actuaciones de obras públicas que sin duda alguna van a generar un empleo en un volumen muy estimable".  

Esta mejora sería fruto, entre otras iniciativas, de proyectos como el de generar puestos de trabajo a través de los ayuntamientos. En este sentido, el presidente del Gobierno detalló que 71 ayuntamientos han presentado ya 220 proyectos para acogerse al fondo estatal de 8.000 millones, por importe de 140 millones de euros, lo que permitirá la creación de 3.750 puestos de trabajo.  

El jefe del Ejecutivo recordó durante su intervención las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar la crisis, y afirmó que es ahora cuando están "entrando en vigor de manera efectiva" y que "desplegarán sus efectos fundamentalmente a partir del mes de enero", en particular "a mediados del primer trimestre".  

En su última intervención Zapatero quiso aclarar que no habló de "intensa creación de empleo" a partir de marzo, sino que será entonces cuando los fondos de 11.000 millones de euros y, en general, los 33.000 millones de inversión pública previstos en 2009 "empezarán a tener efectividad y por tanto a crear empleo" en esa fecha. Posiblemente, añadió, alguna de las 20.000 obras públicas se iniciarán antes.  

Tras reconocer que los planes aprobados por todos los países europeos comportarán incrementos "apreciables" del déficit público, ha reiterado el compromiso de retomar los objetivos presupuestarios a medio plazo, "tan pronto como lo permita la recuperación económica".

Durante su intervención Zapatero ha hecho especial hincapié en la necesidad de que las medidas adoptadas para apoyar a las entidades financieras y las recientes reducciones de los tipos de interés oficiales redunden en una mejora "significativa" de las condiciones de crédito. Según ha recordado, todos los Gobiernos de la UE acordaron velar por que los nuevos flujos de liquidez lleguen de forma efectiva a las empresas y a las familias, y "así lo está haciendo" su Ejecutivo.  

Esa ha sido la petición de la mayoría de los grupos minoritarios en el Congreso, que han solicitado en bloque que las medidas lleguen cuanto antes a los ciudadanos. Además, han pedido al Gobierno una mayor presión al BCE para que no limite a ser vigilante de la inflación y acometa un nueva rebaja de tipos.  

Para el PP, el Gobierno está "usando la UE como coartada", buscando lanzar planes coordinados con el fin de paliar los efectos de la crisis financiera. Por ello, el líder del PP ha exigido a Rodríguez Zapatero que busque una receta propia para superar la crisis económica y no se escude en "la coordinación europea" para promover una política basada en el "aumento del gasto" y el "endeudamiento sin límites". "Yo me temo que España a final de 2009 estará en un déficit mucho más alto del 4%", aseguró.

Para el líder del PP, la "prudencia y la moderación" deben regir esta crisis. "Usted se empeña en medidas coyunturales basadas en incrementar el gasto público pensando que así el motor volverá a ponerse en marcha y eso sería correcto si el motor no tuviera una avería profunda. Corremos el riesgo de quemar el motor a base de medidas", defendió Rajoy. "Se necesita un plan y no amontonar medidas, y usted no tiene ese plan y está hipotecando el futuro de los españoles", aseguró el líder del PP.

"Hay que aprovechar el dinero y destinarlo no a poner parches en el flotador del Gobierno, sino a modernizar nuestro modelo económico", insistió Rajoy, quien afirmó que  los españoles necesitan "saber qué es lo que va a reemplazar como motor del crecimiento a la construcción y al consumo".  

En opinión de Rajoy, Zapatero sólo ha "despilfarrado" el "inmenso capital" que recibió en el año 2004. "No ha movido un dedo para conservarlo", lamentó Rajoy, que advirtió a Zapatero que "su currículum como gobernante" se limita a llevar al país a la situación que padecía en 1993. "Ya se ve que con usted avanzamos rápidamente, pero en la dirección contraria", afirmó el líder de la oposición.

En su turno de réplica, el jefe del Ejecutivo se comprometió a informar al Congreso de los resultados y la "efectividad" de sus planes económicos, tanto a través de comparecencias periódicas de los ministros como acudiendo él mismo al pleno del Congreso "cuantas veces sea necesario".  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios