Zapatero no convence a CiU ni PNV para que apoyen los Presupuestos

  • Los nacionalistas catalanes fían su respaldo al desarrollo de la financiación del 'Estatut' y los vascos no aclaran su postura

Sólo necesita ocho votos para alcanzar esa mayoría absoluta que le permitiría dar luz verde a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009, pero hoy por hoy le sigue resultando inalcanzable. Zapatero no supo ganarse ayer alguno de los dos respaldos esenciales que necesita -el de CiU (10 diputados) o el del PNV (6)- dentro de la ronda de entrevistas que mantuvo en La Moncloa con los portavoces parlamentarios.

El Gobierno sabe ya de antemano que los votos de CiU a los PGE dependen de que Cataluña logre el modelo de financiación autonómica previsto por el nuevo Estatut. El portavoz de la federación nacionalista en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, se lo confirmó así al presidente del Gobierno en su encuentro de ayer, en el que ambos analizaron también la situación económica y el balance del reciente encuentro Zapatero-Rajoy.

"Mi impresión tras la conversación es que el día 9 (de agosto, como prevé el nuevo Estatut) no va a poder haber un acuerdo básico (de financiación) y eso de por sí no es positivo porque pone de relieve que no se han hecho los deberes", subrayó. En este sentido, Duran "invitó" a los diputados del PSC en el Congreso a que, "por coherencia", no voten a favor de las próximas cuentas públicas si estas no contemplan la financiación para Cataluña.

También pasó ayer por La Moncloa el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, que no quiso concretar la posición que adoptará su partido en relación a los PGE, aunque aceptó que la situación "delicada" actual requiere "acuerdos, consenso, arrimar el hombro y actuar con responsabilidad". A pesar de la discrepancia "total" sobre la consulta popular que el Gobierno de Vitoria pretende celebrar en octubre, Erkoreka no quiso vincular este desencuentro con un posible rechazo a las cuentas del Estado.

La portavoz de Coalición Canaria en el Congreso, Ana Oramas, vio "difícil" pero "no imposible" el apoyo de su formación a los PGE, aunque también lo condicionó a un acuerdo de financiación autonómica "favorable" para las islas y a una serie de compromisos de legislatura presupuestaria adquiridos con Canarias.

El portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Jorquera, dejó en el aire su respaldo a las cuentas públicas a expensas de que se garanticen las inversiones necesarias en Galicia y a que exista "una apuesta decidida por las políticas sociales".

El líder de IU, Gaspar Llamazares, y el portavoz de ICV, Joan Herrera, avanzaron que votarán en contra de los Presupuestos si, como constataron ayer con el presidente del Gobierno, son unas cuentas "de ajuste" que crecen menos que la inflación y no garantizan el gasto social.

Zapatero también se reunió ayer con las diputadas Rosa Díez (UPyD) y Uxue Barkos (Nafarroa Bai).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios