Financiación Autonómica

Touriño pide a Zapatero que el nuevo modelo "recoja el coste de tener lengua propia"

  • El presidente de la Xunta afirma que el presidente del Gobierno se ha mostrado "receptivo y dispuesto a estudiar la propuesta"

Comentarios 9

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, ha propuesto hoy al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que el nuevo modelo de financiación tenga en cuenta, por primera vez, el coste derivado del hecho diferencial de tener lengua propia, petición ante la que Zapatero se ha mostrado receptivo.

Touriño, que ha comparecido en rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa tras mantener una reunión de más de dos horas con el presidente del Gobierno, ha pedido al jefe del Ejecutivo que se contemple esta variable "novedosa y de interés para aquellas comunidades con una lengua propia" y, según ha dicho, el presidente se ha mostrado receptivo y dispuesto a estudiar la propuesta.

En la reunión se ha garantizado también que Galicia tendrá "más recursos y más recursos por habitante", y se ponderarán variables como el envejecimiento y la dispersión, además de tener en cuenta de manera significativa los costes que en materia de inversión afectan a la educación, la sanidad y, en menor medida, los servicios sociales.

Pérez Touriño ha insistido en que el proceso de negociación para encontrar un nuevo modelo de financiación no está cerrado pero se encuentra en una fase "muy avanzada".

Sobre la propuesta de incluir el coste de tener lengua propia en el nuevo modelo de financiación, Touriño ha explicado que ello se debe a que la existencia de una lengua propia comporta gastos y encarece servicios como la educación y la Justicia.

Preguntado por cómo se podría compensar a comunidades que sólo cuentan con una lengua, Pérez Touriño ha señalado que se imagina que una autonomía vecina de Galicia, como es Castilla y León, "no tendrá este coste adicional pero tendrá otros, y estoy seguro" de que el jefe del Ejecutivo castellano-leonés, "gran amigo y gran presidente" no podrá plantear el gasto por un idioma propio.

No se trata, ha dicho, de "perjudicar a los demás ni a la cohesión del territorio", y ha abogado por lograr un sistema de financiación "en el que todos nos encontremos, se garantice la igualdad de oportunidades y la cohesión en el seno de la nación".

A la pregunta de si se ha sentido molesto por las reuniones bilaterales mantenidas, este fin de semana, con los presidentes de Cataluña y Andalucía, Pérez Touriño ha dicho que no y que, en todo caso, le parecen "razonables", además de complementarias al proceso de negociación multilateral.

"Lo que me preocuparía -ha dicho- es que el modelo estuviese cerrado, pero no lo está" y, además, ha informado de que la entrevista con Zapatero la había concertado la pasada semana, y entonces ya tenía conocimiento de las reuniones con Chaves y Montilla.

Igualmente, ha insistido en su creencia de que las reuniones bilaterales de cada autonomía con el presidente del Gobierno deben de convivir con las de carácter multilateral, que concluirán en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Según un comunicado del Ministerio de la Presidencia, Rodríguez Zapatero ha calificado la reunión con Touriño de satisfactoria y "tiene la impresión de que el presidente de la Xunta ha acogido favorablemente" las líneas generales del nuevo modelo, que garantizará iguales recursos para cubrir los servicios públicos esenciales que reciben los ciudadanos, independientemente de donde residan.

Rodríguez Zapatero también ha calificado de "razonable" la petición de Pérez Touriño de plantear los costes diferenciales procedentes del envejecimiento y la dispersión de la población.

Así, según este comunicado, el presidente del Ejecutivo ha asegurado que estos criterios "se tendrán en cuenta".

A la reunión han asistido también el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña y el consejero de Economía de Galicia, José Ramón Fernández Antonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios