El Supremo admite que su conflicto con el TC "se ha agudizado"

  • El Alto Tribunal acusa al Constitucional de invadir sus competencias en la prescripción de delitos o la jurisdicción

El Tribunal Supremo (TS) reclamó ayer una "clarificación normativa de los limites de actuación del Tribunal Constitucional (TC) a la hora de resolver los recursos" y calificó de "errática" la sentencia que otorgó el amparo y absolvió a Alberto Cortina y Alberto Alcocer de un delito de estafa al considerar prescrita su conducta en el caso Urbanor.

En la presentación de la Memoria de 2007, el TS reconoce que las relaciones entre ambas instituciones son "difíciles" y que durante el último año el conflicto "se ha agudizado" implicando al fiscal general del Estado y al presidente del Gobierno, a quienes el Constitucional ha dirigido sus quejas contra la actuación del Supremo.

El origen de la disputa se encuentra en la sentencia del TC relativa a los dos Albertos que el Supremo ha debido aplicar recientemente, absolviendo a los financieros en contra de su propio criterio.

A este respecto, el TS considera que el Constitucional invade sus competencias cuando se pronuncia sobre asuntos como la prescripción o la jurisdicción universal. Estos dos asuntos -el Constitucional corrigió la doctrina del TS sobre la Justicia universal y anuló la sentencia que condenaba a los Albertos al considerar mal aplicado el principio de prescripción del delito- fueron motivo de enfrentamiento entre ambos órganos el año pasado.

En la Memoria, el Supremo recuerda que el artículo 123 de la Constitución establece que este tribunal "es el órgano superior en todos los órdenes, salvo en lo referente a las garantías constitucionales", y añade que "la prescripción no es una garantía constitucional, dado que la Constitución no lo determina así". "Consecuentemente", dice el TS, "el TC excede los límites de su jurisdicción cuando establece cómo debe ser computado el plazo de la prescripción penal".

En la rueda de prensa, el presidente del TS, Francisco José Hernando, aseguró que el alto tribunal pretende lograr su "ansiada puesta al día" antes de 2012 y dar respuesta a todos los recursos que se interpongan en un año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios