Sólo un 1% de la izquierda abertzale apoya "incondicionalmente" a ETA

  • El rechazo entre los vascos a la banda terrorista alcanza el 61%. Un 64% de los vascos "vislumbra un cambio de ciclo político" basado en una alianza entre el PNV y el PSE tras las elecciones.

Comentarios 6

El último Euskobarómetro realizado por la Universidad del País Vasco muestra que ETA sigue perdiendo apoyos entre la ciudadanía vasca y que se refuerza el rechazo a la banda terrorista. Tras un incremento en el último año de tres puntos, los vascos que declaran su rechazo a ETA alcanzan el 61%, aunque más llamativo resulta que el apoyo explícito y total a la banda cae hasta el 0,2%, mientras que en el entorno de la izquierda abertzale sólo el 1% dice apoyar a la organización terrorista. Por otro lado, el 64% de los ciudadanos vascos vislumbra un cambio de ciclo político basado en una nueva alianza PNV-PSE, como ya sucedió en la década de los 90.

El último Euskobarómetro de la UPV, presentado por su director, Francisco Llera, ha sido realizado a través de 1.200 entrevistas a ciudadanos vascos entre el 15 de octubre y el 7 de noviembre, por tanto, antes del último atentado mortal de ETA, el del empresario Ignacio Uría, el 3 de diciembre, y de las últimas detenciones que han descabezado a la banda terrorista. El estudio muestra que el 56 por ciento de los simpatizantes de la izquierda abertzale apoya los fines, pero rechaza los métodos violentos de ETA, y el 6 por ciento expresa su rechazo frontal, mientras que el 1 por ciento manifiesta su apoyo incondicional. 

El rechazo frontal y mayoritario a ETA concentra al 61 por ciento de la sociedad vasca, tres puntos más que hace un año, y es opción mayoritaria en los electorados de PSE, PP, PNV-EA y EB. Por su parte, las opiniones de 'apoyo remoto' -entendido como los que piensan que antes estaba justificada pero ahora no- alcanzan el 17 por ciento y las de los que comparten sus fines, pero no los métodos violentos, el 11 por ciento, manteniendo estable su evolución interanual. Sólo un 0,2 por ciento de los encuestados muestra un apoyo explícito y total a la banda terrorista, y un 1 por ciento "apoya a ETA, aunque reconoce sus errores". 

En cualquier caso, la mayoría de los ciudadanos vascos, un 63 por ciento, se muestra pesimista ante un final del terrorismo, aunque este porcentaje se ha reducido diez puntos en el último semestre; sólo uno de cada cuatro encuestados dice ser optimista. La mitad de la población, 12 puntos más que hace un año, cree que ETA está "menos fuerte" y apenas el 6 por ciento la ve "más fuerte". Además, la ilegalización de EHAK y ANV es rechazada por más de la mitad de los encuestados. En el caso de los nacionalistas, este porcentaje asciende al 76 por ciento y, en el de los votantes socialistas, es de uno de cada cinco. 

Por otro lado, el 64 por ciento de los encuestados vislumbra un cambio de ciclo político basado en una alianza entre el PNV y el PSE, si bien no se les ha preguntado por la posibilidad de una coalición. El 21 por ciento ve improbable esta situación, aunque el 49 por ciento asegura que apoyaría ese escenario, con un ligero retroceso respecto al semestre anterior (51%) y el 27 por ciento expresa su oposición. En este caso, los no nacionalistas son favorables en un 56 por ciento, mientras que los nacionalistas se muestran divididos, con un 43 por ciento a favor y un 39 por ciento en contra.

Además, el Euskobarómetro muestra que el empleo (37%) y la situación económica (24%) han desbancado a la banda terrorista (12%) como principales preocupaciones de los vascos, tras un significativo retroceso semestral de ocho puntos de ETA. Le sigue la preocupación por la vivienda (10%), la preocupación de los vascos por las desigualdades sociales y bienestar (7%), la situación política (5%), la inmigración (2%), la seguridad ciudadana o las drogas. Algo más de un cuarto de los vascos (28%) se muestran optimistas ante la situación económica de Euskadi, con un retroceso semestral de ocho puntos. 

Sin embargo, esta valoración positiva se reduce (11%) con respecto a la situación económica española, que experimenta un retroceso anual de 14 puntos. Con todo, el escepticismo sigue siento elevado sobre ambas (45% y 48%, respectivamente), con un peso significativo de los pesimistas en ambos casos (hasta el 27% para la vasca y el 38% para la española). A pesar de estos datos, la mayoría de los vascos vuelve a mostrarse optimista (54%) sobre el futuro de Euskadi en los próximos diez años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios