El Senado aprueba el veto de ERC y devuelve los presupuestos al Congreso

  • El Senado veta los presupuestos de Zapatero por tercera vez con los votos del PP, CiU, ERC e ICV-EUIA · Solbes critica que el PP apoye a ERC porque "todo le vale para desgastar al Gobierno"

Comentarios 10

El Pleno del Senado aprobó hoy el veto de ERC a los Presupuestos Generales del Estado de 2009, por lo que las cuentas vuelven al Congreso -donde el Gobierno los sacó adelante con el apoyo del PNV y del BNG- sin que la Cámara Alta haya podido introducir cambios en el proyecto de ley. El veto de ERC prosperó -tras no apoyar esta formación el del PP y el de CiU- al votar a favor 122 senadores del PP, los siete de CiU, los cuatro de ERC y los dos de ICV-EUIA, lo que sumaron 135, dos más de los necesarios para poder devolver los Presupuestos al Congreso.

Esta es la tercera vez que el Senado veta los presupuestos en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora, el Pleno de la Cámara Baja necesita la mayoría absoluta para tumbar el veto aprobado hoy y que se puedan aprobar definitivamente las cuentas, si no ocurre así, se prorrogarían automáticamente los Presupuestos de 2008 a partir del 1 de enero.

Tras la votación, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, afirmó que una "extraña" mayoría ha hecho que triunfara el veto de ERC a los Presupuestos de 2009, merced al apoyo dado por el PP, del que dijo, "todo le vale para desgastar al Gobierno". Solbes mostró su malestar por el hecho de que el PP apoyara el veto de ERC a los Presupuestos, basado en el incumplimiento del Estatuto de Cataluña, sobre el que, recordó el vicepresidente, el PP ha proclamado su inconstitucionalidad.

Asimismo, descalificó el comportamiento del PP en su primer acto tras la "agria" crítica realizada por este partido "a un miembro destacado de ERC (Joan Tardá)" y al PSC. Por ello, subrayó que al PP "todo le vale para desgastar al Gobierno", y asumió que "está en su derecho, nosotros aceptamos el reto y seguiremos trabajando".

Durante su intervención en el Pleno, Solbes reconoció que el agravamiento de la crisis internacional ha provocado que las previsiones de crecimiento de la economía realizadas por el Ejecutivo estén "desactualizadas". El vicepresidente defendió la necesidad de que el Gobierno transmita a los ciudadanos una "certidumbre" en su comportamiento ante las cuentas públicas. Solbes subrayó que ningún país altera sus presupuestos cada vez que revisa sus previsiones macroeconómicas y que tampoco renuncia a ellos a la espera de una mayor estabilidad.

En este sentido, asumió que la evolución económica afectará a las previsiones de ingresos que sirvieron de base a los Presupuestos de 2009 y al déficit previsto para el próximo año. El vicepresidente señaló que el Gobierno ha asumido un importante esfuerzo de austeridad, con una exhaustivo análisis de los programas de gasto para reducirlo al máximo donde se podía. Así, reiteró que el Ejecutivo dispone de un margen de maniobra "ciertamente" reducido para elaborar los Presupuestos, ya que sólo tiene capacidad real de gestión sobre el 37 por ciento del gasto no financiero.

Solbes insistió en que las cuentas no son sólo plenamente válidas, sino que son las adecuadas para afrontar el próximo año. Además, reiteró que todas las medidas adoptadas por el Gobierno son "excepcionales, inmediatas, específicas, no consolidables y no ponen en peligro la sostenibilidad futura de las cuentas públicas". Por ello, reconoció que estas medidas junto con el deterioro en la recaudación conllevará un incremento "significativo" del déficit público previsto para 2008 y 2009.

Tras la votación, el senador del PP Pío García-Escudero, aseguró que el rechazo del Senado a los Presupuestos "es un castigo muy importante" para el Gobierno. Además, respondió a las críticas del PSOE por apoyar el veto de ERC, y dijo que su grupo ha cumplido con "coherencia desde que fueron presentados", y añadió que las cuentas "no valían porque no se correspondían con la realidad", eran "inútiles, desfasadas y mal hechas".

Por su parte,  el senador de CIU Jordi Vilajoana, valoró que los Presupuestos fueran vetados, ya que, según indicó, no eran "buenos para la crisis ni para Cataluña". Asimismo, subrayó que su grupo pidió que se retiraran estos Presupuestos y que se volvieran a hacer el próximo mes de febrero, pero incluyendo las medidas recientemente acordadas por el Gobierno para paliar la crisis.

Desde ERC, Josep Carles Bonet afirmó sobre el apoyo del PP al veto de su partido, que entre ideología y táctica, el PP había elegido la táctica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios