Sánchez-Camacho y Nebrera firman la paz en el PP catalán

  • Ambas niegan haber hablado de "cargos" y apelan a la "unidad" y la "renovación"

La nueva presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y la diputada autonómica Montserrat Nebrera se reunieron ayer por primera vez tras el polémico congreso regional en el que la primera se impuso por escaso margen pese al patrocinio de Mariano Rajoy. Nebrera, al menos por ahora, está dispuesta a dar un margen de confianza al proyecto de Sánchez-Camacho.

Durante la reunión, que duró casi dos horas, "no se ha hablado de cargos", confirmaron fuentes populares, que añadieron que fue "positiva" y que ambas políticas están dispuestas a trabajar conjuntamente en favor del PPC. Nebrera precisó que están de acuerdo "en la necesidad de renovación" y en que haya "unidad" interna en el seno del partido.

Nebrera, que iba a escuchar el proyecto de futuro de la nueva presidenta, salió satisfecha de la reunión por la voluntad de renovación que le expresó Sánchez-Camacho, pero precisó que "se tendrá que ver cómo se concreta".

En este contexto, los congresos provinciales del PPC, previstos para finales de año, se presentan como una cita importante para comprobar el verdadero grado de renovación de la formación.

Pese al margen de confianza de Nebrera a Sánchez-Camacho, el encuentro no resolvió la incógnita de si la diputada se integrará o no en la Ejecutiva de la nueva presidenta, por lo que queda sin resolver el encaje de la diputada en el PP catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios