Los Reyes visitan a Adolfo Suárez para entregarle el Toisón de Oro

  • El Toisón de Oro es la más alta distinción que concede la Casa Real Española · Sólo otras diecisiete personalidades la han recibido en los últimos treinta años

Comentarios 16

Los Reyes han entregado este jueves a Adolfo Suárez el Collar de la Insigne Orden del Toisón de Oro en una ceremonia privada celebrada en el domicilio del político, primer presidente de la democracia, que hizo posible la transición en España.

Don Juan Carlos y Doña Sofía, tal como muestra una fotografía de la página web de la Casa Real, se han acercado hasta la residencia del duque de Suárez, enfermo desde hace tiempo, para imponerle la distinción de mayor prestigio en todo el mundo.

En la fotografía que muestra la Casa del Rey se ve a Don Juan Carlos con el brazo sobre el hombro de Suárez paseando los dos solos por los jardines del domicilio del ex presidente.

El Gobierno español aprobó en junio de 2007 el Real Decreto por el que el Rey le otorgaba el Collar, días antes de cumplirse el 30 aniversario de las primeras elecciones democráticas, que ganó Unión de Centro Democrático (UCD), que encabezaba Suárez.

La Orden del Toisón de Oro fue fundada en Brujas en 1429 por Felipe el Bueno, duque de Borgoña, y es la más alta distinción que concede la Casa Real Española.

Sólo otras diecisiete personalidades, entre ellas el Príncipe de Asturias, la han recibido en los últimos treinta años.

Don Juan Carlos posee el Toisón desde que se lo otorgara su padre, Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, en 1941.

Las dos primeras órdenes que concedió el Rey, en 1977, fueron para Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, y para Torcuato Fernández-Miranda y Hevia, duque de Fernández Miranda.

Cuatro años después, en 1981, serían el escritor José María Pemán y el Príncipe de Asturias, heredero de la Corona, quienes la recibirían, mientras que en 1993 lo fue Beltrán Osorio y Díez de Rivera, Duque de Alburquerque.

El Toisón se concede a título personal, no es hereditario ni transmisible, y las insignias, debidamente numeradas, son propiedad de la Orden y deben ser devueltas a la misma tras el fallecimiento del titular. A partir de 1985 la Orden dejó de ser exclusivamente masculina.

Entre las personalidades extranjeras que fueron distinguidas por el Rey con el Toisón figuran los nombres de Carlos Gustavo de Suecia y el Gran Duque Juan I de Luxemburgo (1983), Olav V de Noruega (1984), Akihito de Japón, Hussein de Jordania, Beatriz I de los Países Bajos y Margarita II de Dinamarca (1985) e Isabel II de Inglaterra (1988).

Alberto II de los Belgas (1994), Harald de Noruega (1996), Simeón Sajonia-Coburgo (2004), Bhumibol Adulyadej de Tailandia (2006) y el Gran Duque Enrique de Luxemburgo (2007) también fueron galardonadas.

La insignia del Toisón (vellocino) consiste en un gran collar de oro, con las armas del duque de Borgoña, compuesto de eslabones dobles en forma de B, entrelazados con pedernales echando llamas. Del collar pende un carnero de oro, alusión al vellocino de oro de la mitología clásica y al carnero de Gedeón.

El Toisón nació como una orden de Caballería cuya soberanía quedaba unida perpetuamente al titular de la dinastía Borgoñona y, extinguida ésta, a sus legítimos herederos.

Los herederos son, desde el siglo XVI, los monarcas españoles debido al matrimonio del archiduque Felipe el Hermoso, duque de Borgoña, primogénito de la duquesa María y de Maximiliano de Austria, con doña Juana de Aragón y Castilla, padres de Carlos I de España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios