Rajoy ve "injusto" que se cuestionen sus principios

  • El líder de la oposición promete un "esfuerzo de integración" si al final no hay más listas y dice que Gallardón puede "echar una mano" y ocuparse de la Alcaldía.

Comentarios 9

El líder del PP, Mariano Rajoy, aseguró que el PP debe estar en la centralidad política y dialogando "con todo el mundo", en vez de estar "situado en una esquina". Además, calificó de "profundamente injusto" que se ponga en tela de juicio sus principios, ya que, según recalcó, mantiene "la misma posición de fondo" que defendió la pasada legislatura en temas como la política antiterrorista o el modelo territorial.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Rajoy afirmó tajante que "en absoluto" tienen consistencia las declaraciones de dirigentes del PP que hablan de cambio de rumbo ideológico del Partido Popular y quiso dejar claro que defiende las mismas tesis de siempre en temas como el Estatuto catalán o el denominado Plan Ibarretxe.

"Y me parece profundamente injusto que algunos pongan en tela de juicio mis principios, porque mis intervenciones en el Congreso sobre temas de principios están en las actas de sesiones del Congreso y comprenderá que a estas alturas de mi vida no voy a cambiar", proclamó.

Eso sí, recalcó que el PP puede "llegar a acuerdos" con otras formaciones políticas "sin abdicar de los principios". "No me parece que por definición el PP no pueda hablar ni llegar a acuerdos con nadie, eso no tiene ningún sentido ni pasa en ningún país del mundo", reiteró.

Dicho esto, apostó por el centro político para que el PP pueda "representar a muchos más españoles" y alcanzar los doce o trece millones de votos. Según dijo, se dirigirá a "todos los españoles", no sólo a los que han votado al Partido Popular en las pasadas elecciones, para ser "una alternativa con vocación de ser mayoritario". "El PP tiene que estar en la centralidad política, hablar con todo el mundo y no puede estar situado en una esquina", indicó.

Secretario general

Al ser preguntado por quién será el sustituto de Angel Acebes al frente de la Secretaría General, y a diferencia de lo que avanzó recientemente, Rajoy señaló hoy que "aún" no lo tiene "decidido". Añadió que su pretensión es hacer un equipo "muy representativo de lo que es el PP", con personas de larga trayectoria política con personas jóvenes a las que, según dijo, "hay que darles oportunidades".

Así, destacó que optó por nombrar como portavoz del Grupo Popular en el Congreso a Soraya Sáenz de Santamaría, quien, según recordó, fue "discutida al principio". "Curiosamente ahora todo el mundo dice que lo está haciendo muy bien, lo cuál para mi es una satisfacción", recalcó.

Rajoy, que calificó de "éxito" que Madrid haya sido nominada para los Juegos Olímpicos de 2016, subrayó que el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, debe ocuparse de ese asunto pero "también puede echar una mano" con el partido. "Tiene capacidad suficiente para echar una mano en los temas de partido, ocuparse de las olimpiadas y ser el alcalde de Madrid", aseveró.

Rajoy confesó que no tiene "enemigos" en política -salvo los que pretenden hacer política con procedimientos terroristas- sino "adversarios" y "contrincantes" que están en el resto de las fuerzas políticas. Eso sí, admitió en el seno del partido su posible adversario podría ser la persona que compitiera con él en el Congreso con un proyecto y equipo "diferente". "Pero de momento no hay nadie que haya dado un paso adelante, por lo que es muy difícil saber quien es", agregó.

Así, el presidente de los 'populares' resaltó que "no está compitiendo contra nadie" porque no se ha presentado ningún otro candidato y avanzó que si no hay lista alternativa hará un "esfuerzo" de integración en su candidatura, para que "se vea representado todo el partido".

Sobre la posible candidatura del ex ministro Juan Costa, Rajoy recordó que le encargó el programa electoral y que "trabajó bien". "A partir de ahí -continuó- desconozco cuáles son sus planes de futuro". En su caso, confesó que tiene "una enorme ilusión en este momento" y aseguró que "va a dar la talla" y "trabajar para gobernar".

Ante los que critican la dureza de los Estatutos del Partido para poder presentar listas alternativas, Rajoy recordó que este reglamento es el que "siempre" ha tenido el partido y con el que han sido elegidos "todos" los presidentes regionales, provinciales y locales. No obstante, subrayó que el Congreso Nacional del PP puede cambiarlo si lo estima "oportuno y conveniente".

Mayor Oreja, "un referente"

El líder de los 'populares' se refirió también a sus relaciones con el eurodiputado Jaime Mayor Oreja, con el que, según dijo, "siempre ha tenido una extraordinaria relación" y con el que habla periódicamente. En esta última etapa, prosiguió, han tenido varias conversaciones pero negó que hoy tenga previsto almorzar con él como se ha publicado.

Indicó que hace unos días que no ha hablado con el ex ministro del Interior -no asistió la Comisión Ejecutiva del pasado lunes- pero se mostró convencido de que se verá con él en las próximas fechas, igual que se está viendo con muchas personas. "Con él, con más razón, porque es una personas importante en el partido, referente de muchas cosas y alguien a quien tengo mucho respeto", apostilló.

En otro momento de la entrevista, Rajoy comentó que desde "algunos" medios de comunicación se ha influido en la crisis interna que vive el PP, dedicando "muchísimo papel y horas" a este tema. Aunque señaló que los medios tienen "perfecto derecho a hacer lo que estimen oportuno y conveniente sin más límite que el Código Penal", reivindicó su "independencia" y la del PP de los medios. "Me parece justo y así tengo que decirlo", espetó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios