Rajoy reta a Zapatero a llevar a los tribunales el "borrado masivo" de datos

  • El líder del PP asegura "desconocer el barrido informático" denunciado por el presidente para ocultar escalas de vuelos de la CIA · El Gobierno dice que tiene la "certeza" de que desaparecieron documentos

El líder del PP, Mariano Rajoy, retó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a acudir a los tribunales y denunciar el "barrido informático masivo" que, según reveló el jefe del Ejecutivo, se encontró el PSOE cuando accedió al poder, porque él como presidente de los populares "desconoce" y "nunca" ha oído hablar "de ese asunto".

El pasado jueves, durante una entrevista en la cadena Cuatro, Zapatero aseguró que cuando el PSOE alcanzó la Moncloa en 2004, después de las dos legislaturas de José María Aznar, hubo "un borrado informático masivo" de datos y, por eso, no pudo tener "prueba de los vuelos" de la CIA que pudieran haber hecho escala en España con dirección a la base de Guantánamo con presos a bordo. El líder del PP negó estar al tanto de este asunto. "Yo me fui del Gobierno hace cinco años y desconozco este asunto", señaló Rajoy en un acto en la localidad madrileña de Pinto en apoyo a la alcaldesa y en el que contó con el respaldo de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

En esta línea, el líder de la oposición animó a Zapatero a acudir a los tribunales de Justicia si considera que "algo no se ha hecho bien" en el traspaso de poderes, aunque remachó que "la sensación que transmiten esas afirmaciones es distraer la atención sobre los asuntos que importan a los españoles, como el desempleo". "Nunca he oído hablar de ese asunto", zanjó.

Por su parte, el secretario general del PP en el Congreso, José Luis Ayllón, consideró "incompatible" que se esté hablando, por un lado de una filtración que proviene del Gobierno anterior y, por otro, de que se hayan destruido datos".

"Le animaría a dejar de acusar hacia atrás y a cumplir sus promesas, porque es muy posible que dentro de poco tengamos que acudir a un traspaso de poderes de un nuevo gobierno del PP y no nos iría mal tener esta administración muy clara para evitar problemas", remachó Ayllón, recordando así que, durante su comparecencia ante la comisión de investigación del 11-M, Zapatero ya denunció esa destrucción de datos informáticos y se comprometió a aprobar una nueva legislación para evitar que se volvieran a producir hechos similares en los cambios de Gobierno.

A su juicio, con este tipo de afirmaciones, lo que Zapatero pretende es "eludir su responsabilidad" tratando "como siempre" de "echar las culpas a otros", en esta ocasión a los gobiernos de su antecesor, José María Aznar.

No obstante, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al término de la reunión del Consejo de Ministros, explicó que el Ejecutivo no emprendió acciones legales ante el "borrado masivo" porque en ese momento se "desconocía la naturaleza de la documentación desaparecida". Ahora, "ya hay normas que regulan el traspaso, esperemos que se hagan mejor", precisó la también portavoz del Ejecutivo, que afirmó que pese a que no denunciaron ante la Justicia el borrado de documentos insistió en que el Gobierno tiene "la certeza" de que se produjo ese borrado, pero que "otra cosa es que esa certeza se considerase en su día suficiente para establecer algún tipo de acción".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios