Rajoy acusa a Zapatero de no querer echar a ANV de los ayuntamientos

  • El PP instará con mociones al Gobierno a desalojar a los 'abertzales' de los consistorios y el Ejecutivo dice que hará "todo lo posible" para que no gobiernen

Después de oír hablar la víspera al presidente del Gobierno de la necesidad de "no rozar el corazón del pluralismo" con el "bisturí" para extirpar a las "células cancerígenas" al referirse a la presencia de ANV en los ayuntamientos, el presidente del PP, Mariano Rajoy, tiene serias sospechas de que Zapatero "no quiere echar" a la formación proetarra de los 42 consistorios en que gobierna. Pero desde el Ejecutivo fue de nuevo la ministra de Fomento, Elena Salgado, la que aseguró que trabajan sin descanso y hacen "todo lo posible" para que en el plazo más corto de tiempo la formación ilegalizada no gobierne en ningún ayuntamiento.

"Es difícil saber lo que querían decir las palabras del presidente, lo que sí cabe deducir es que no quiere echar a ANV, a Batasuna, de los ayuntamientos", afirmó Rajoy desde Bruselas, donde asiste a cumbre del Partido Popular Europeo (PPE). El líder de los populares no dudó en calificar las palabras del día anterior de Zapatero sobre la salida de ANV de los consistorios de "poco oportunas y muy inapropiadas".

Fue en este punto donde Rajoy recordó que su partido ya ha dado al Gobierno "una fórmula muy buena" para desalojar a ANV de los ayuntamientos, disolviéndolos en virtud de la artículo 61 de la Ley de Bases del Régimen Local y "convocar elecciones coincidiendo con las elecciones al Parlamento vasco" en primavera.

"Es algo que está previsto en la ley, es algo que quiere la mayoría y es algo justo, los terroristas, sus representantes, no pueden estar en las instituciones", sentenció. Poco después, la secretaria general de los populares, María Dolores de Cospedal, anunció que el PP presentará mociones en todos los consistorios de España instando al Gobierno a aplicar ya la Ley para sacar a ANV de las alcaldías. "No estamos conformes con la política mantenida por el Gobierno socialista de mantener estos ayuntamientos porque creemos que con la ley en la mano estos consistorios pueden ser disueltos, como recoge la ley", proclamó.

Mientras tanto, el Ejecutivo socialista sigue diciendo que su voluntad de sacar a ANV es inequívoca y que actuarán "en cuanto sea posible" ya que con la actual legislación es una tarea muy difícil y por eso están impulsando una reforma legal de la Ley de Bases del Régimen Local.

De hecho, el Gobierno, a través de la Abogacía del Estado, presentó un escrito en el que se opone a que el Tribunal Constitucional (TC) suspenda la ejecución de la sentencia de ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) dictada por el Tribunal Supremo (TS) mientras resuelve el recurso de amparo interpuesto por la formación abertzale.

Ya la semana pasada el Constitucional admitió a trámite el recurso de amparo de ANV contra su ilegalización que incluía la solicitud de suspensión de la ejecución de la condena. El TC pidió sendos informes tanto al fiscal como a los servicios jurídicos del Estado -las partes de este proceso-, y en su informe, de seis páginas, los servicios jurídicos del Estado señalan que suspender la efectividad de la sentencia que el Supremo dictó el pasado 22 de septiembre sería lo mismo que "permitir la continuidad de un partido político que ha acabado colaborando reiterada y gravemente con -la ilegal y disuelta- Batasuna completando y apoyando políticamente a la organización terrorista ETA".

En los próximos días está previsto que la Abogacía del Estado pida al TS que liquide los bienes de ANV precisamente en ejecución de la sentencia de ilegalización dictada por el Supremo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios