Rajoy acusa al PSOE de "radical" y de "dar la espalda a los españoles"

  • El líder del PP sostiene que en el congreso catalán había "muy buen ambiente"

El primer Comité Ejecutivo tras el congreso de Valencia transcurrió en un clima constructivo y, según fuentes de Génova, se dedicó a hacer un diagnóstico de la situación de España, de la crisis y de los objetivos del PP, entre ellos la financiación local y autonómica que profundizará con dos reuniones, una con alcaldes el día 22 y otra con barones el 29. La única voz crítica fue la del europarlamentario Alejo Vidal Cuadras, que reclamó a Rajoy que abra el abánico de sus reflexiones más allá de la economía.

En su comparecencia, Rajoy obvió la convulsión interna por la que ha atravesado su partido en Cataluña y Baleares y optó por centrar su mensaje en el 37 Congreso del PSOE. Así, reprochó al PSOE que en su congreso haya dado "la espaldas de los españoles y de sus problemas" y que sus conclusiones sólo aportan "radicalización". "Es el congreso de un partido que da la sensación que vive en otro país", ironizó.

"Los problemas de las familias -explicó- no se arreglan con una agencia de publicidad. Hay que gobernar, coger el toro por los cuernos y ser eficientes". Y es que para el líder popular el voto inmigrante, la laicidad o el aborto no son las prioridades de los españoles y sí lo son la crisis, el paro, la vivienda y las hipotecas.

Como hiciera en el último pleno del Congreso, Rajoy acusó a Zapatero de "engañar" a los españoles sobre la "situación real" de la economía y de realizar un "diagnóstico equivocado". De hecho, pese a que no ha concretado aún la fecha de su entrevista con Zapatero, Rajoy confirmó que en su agenda para esa cita -prevista para este mes-, llevará la economía, inmigración y justicia.

Rajoy tuvo también que afrontar varias preguntas relacionadas con los cónclaves del PP en Cataluña y Baleares. Recordó que los compromisarios catalanes eligieron "libremente" a Alicia Sánchez-Camacho y subrayó que la víspera vio en Barcelona un "muy buen ambiente" pese a los abucheos que una parte de la militancia dedicó a Ana Mato y a Javier Arenas. En este contexto, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó que "todo el mundo", incluida la dirección nacional, tuvo "su parte de culpa" en los abucheos a Mato mientras que la nueva líder del PP catalán reprochó a su rival Montserrat Nebrera que trabaje por "proyectos personales", y que pretenda que Rajoy sea su interlocutor.

Preguntado Rajoy por si recibirá a Nebrera, afirmó: "Soy presidente del PP y recibo a todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios