El Parlamento vasco obedecerá al TS y hará ondear la bandera nacional

  • La Mesa de la Cámara de Vitoria acata la resolución con la oposición de EA, que la vincula a un "nacionalismo español caduco y rancio" · En la fachada del Legislativo vasco nunca hubo enseñas

La bandera española ondeará de forma permanente en la fachada del Parlamento vasco.

La Cámara autonómica acordó ayer acatar la sentencia dictada recientemente por el Tribunal Supremo y en las próximas semanas colocará la enseña nacional en el exterior de su sede de Vitoria. La propuesta de la presidenta, Izaskun Bilbao, fue aprobada por la Mesa del Parlamento con los votos favorables de PNV, PSE, EB y PP, y con el rechazo de EA.

La sentencia que dictó el Supremo la semana pasada obliga a que la bandera española ondee de forma permanente en la fachada del Parlamento vasco y que además ocupe un lugar preferente en el interior.

Una resolución con la que el Alto Tribunal ratificó la sentencia dictada en marzo de 2004 por el Tribunal Superior de Justicia del (TSJPV) y que fue recurrida por el Legislativo de Vitoria.

El órgano de dirección de la Cámara se reunió ayer para estudiar el fallo del Alto Tribunal y emitió un comunicado en el que señala que dado "el carácter definitivo de la resolución judicial" y tras haber agotado los plazos de recursos, que le fue notificada el pasado viernes, "en las próximas semanas se procederá a colocar en el exterior de la sede del Parlamento la enseña española". Y es que en el interior, señala la Mesa del Parlamento vasco, ya se cumple con la normativa puesto que se encuentra expuesta en el salón de recepciones.

Actualmente, la Cámara de Vitoria no tiene mástiles, de manera que nunca han ondeado las banderas en su exterior, y coloca las tres banderas correspondientes, la ikurriña, la española y la europea, en el salón de recepciones, de forma permanente.

A partir de ahora, aún sin fecha, las banderas también ondearán en el exterior del edificio, según explicó al término de la reunión de la Mesa la vicepresidenta primera de este órgano, Isabel Celaá (PSE).

La representante socialista explicó que no se entró en detalles sobre dónde se va a colocar la bandera española ni en qué plazo, sino que únicamente se había tomado la decisión de acatar la sentencia del Supremo, y no ha sido necesario votar.

El único grupo que se opuso a acatar la sentencia fue Eusko Alkartasuna. En los pasillos de la Cámara, el vicepresidente segundo de la Mesa Rafa Larreina (EA) explicó que cuando la presidenta del Parlamento comunicó que "no cabían más posibilidades de recurso y que sólo cabía colocar la bandera española", él hizo constar en acta su disconformidad con la decisión.

Larreina señaló que la situación actual, sin que figure ninguna bandera en el exterior de la Cámara, "respetaba todas las sensibilidades que hay en la sociedad vasca". Para el dirigente de EA, la sentencia del Supremo responde "a una visión trasnochada de un nacionalismo español caduco y rancio, que piensa que las identidades nacionales se imponen por decreto o por ley".

Larreina acusó a "ciertas fuerzas políticas", en concreto al PP, de presionar a los tribunales para que se "extralimiten en sus funciones" convirtiéndose en legisladores "diciendo, incluso, cómo hay que poner las banderas, y ésa no es su función".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios