El Parlamento vasco exige excarcelar a etarras con enfermedades graves

  • La iniciativa aprobada por el tripartito, PCTV y Aralar denuncia la "inaceptable" situación de dos reclusos de ETA "con riesgo de salud" y exige su liberación · PP y PSE les acusan de "falta de decoro"

El Parlamento vasco aprobó ayer una iniciativa del tripartito (PNV, EA y EB), el grupo de PCTV-EHAK y Aralar que pide "la excarcelación inmediata" de los presos con problemas de salud graves cuando la privación de libertad haga peligrar su salud. En el texto se pone como ejemplo los casos de los reclusos de ETA Mikel Ibañez Oteiza o Mikel Gil, por lo que el PSE y el PP acusaron al tripartito de "falta de decoro" y "equidistancia" por aprobar esta iniciativa una semana después del asesinato de Ignacio Uría.

La aprobación del texto, debatido en la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara autonómica, y que salió adelante con el voto en contra del PSE y el PP, se produce un día después de la confirmación por parte del Ministerio de Interior del acercamiento de varios presos de la organización terrorista a cárceles cercanas al País Vasco.

La proposición no de ley firmada por los grupos que apoyan al Gobierno vasco, EHAK y Aralar subraya "la necesidad de que la política penitenciaria sea respetuosa con la dignidad que tienen como personas quienes están en prisión, de que responda a criterios humanitarios y tenga como finalidad la reintegración de esas personas en la sociedad".

Además, destaca que si bien estos criterios "deben estar siempre vigentes, es especialmente necesario exigirlos cuando hablamos de personas que padecen problemas graves de salud". En este punto, en la justificación del texto, se denuncia que "sigue habiendo personas enfermas presas con situaciones inaceptables desde una concepción humanitaria de la política penitenciaria", y se asegura que casos como los de los presos de ETA Mikel Ibañez Oteiza o Mikel Gil "son ilustrativos a este respecto".

Por ese motivo, se solicita a la Dirección General de Instituciones Penitenciarias que "promueva la puesta en libertad de las personas con problemas de salud graves e incapacitantes cuando la privación de libertad ponga en riesgo su salud, utilizando un criterio interpretativo amplio de lo preceptuado en los artículos 92 del Código Penal y 104 del Reglamento Penitenciario".

En el texto se añade que "mientras esta exigencia no sea cumplida, se debería facilitar el acceso de los familiares a los centros hospitalarios para que puedan acompañarles en estos duros momentos".

La parlamentaria del PSE, Merche Agúndez, consideró que "en las actuales circunstancias", el debate sobre la iniciativa tenía que haberse suspendido o aplazado. Agúndez afirmó que "no es el momento de hablar de los victimarios, sino de las víctimas", y denunció que con el asesinato de Uria "todavía reciente", resulta "muy poco decoroso" que los miembros del tripartito "se preocupen tanto de la excarcelación de miembros de ETA, en lugar de debatir sobre el desalojo de los alcaldes de ANV".

Tras advertir de la necesidad de buscar "la unión de los demócratas en lugar de hacer el caldo gordo a ETA", defendió la atención que ofrece Instituciones Penitenciarias a los presos con problemas de salud. Sobre este punto, destacó que el año pasado se concedieron 366 progresiones de grado por motivos de salud y que este año ya se han aprobado 292.

Desde el PP, Carlos Urquijo recordó que hace sólo una semana, todos los grupos de la Cámara, "salvo PCTV-EHAK", celebraron un acto en recuerdo de Uría. Por ese motivo, consideró "vergonzoso" que una semana después, el tripartito y Aralar firmen una iniciativa junto al PCTV, un partido "ilegalizado por formar parte de ETA". "Están pidiendo la libertad de los asesinos de Uría", les reprochó, para, a continuación, censurar la inclusión en el texto de una referencia a dos reclusos de la banda. Por ese motivo, acusó al PNV, EA y EB de actuar con "equidistancia".

La parlamentaria del PNV, Elixabete Piñol, acusó al PSE y al PP de atender "sólo a una parte de las vulneraciones de derechos humanos" y "mirar hacia otro lado" cuando estas vulneraciones afectan a "otros colectivos". Además, respondió a las críticas del PP afirmando que "bienvenida sea la equidistancia si ésta significa condenar con la misma firmeza la vulneración del derecho a la vida y las vulneraciones de los derechos de los presos".

Se refirió también a la excarcelación de dirigentes como el ex secretario de Estado para la Seguridad, Rafael Vera, y lamentó que "si no se tienen esos apellidos y esos padrinos, uno se puede pudrir en la cárcel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios