El Parlamento catalán se forma sin un pacto entre CiU y ERC

  • Núria de Gispert, reelegida presidenta de la Cámara, defiende en su discurso el "derecho a decidir" de los ciudadanos

La presidenta del Parlamento de Cataluña, Núria de Gispert, fue reelegida ayer al frente de la Cámara autonómica con un amplio apoyo (79 votos) y defendió el "derecho a decidir" de los catalanes tras agotarse el Estado autonómico, lo que le valió las críticas de la oposición concretamente.

La X legislatura arrancó con el Pleno de constitución sin un acuerdo de gobernabilidad CiU-ERC, lo que retrasa la concreción del pleno de investidura de Artur Mas como presidente de la Generalitat, que como máximo debe ser los días 3 y 4 de enero de 2013, aunque el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, dijo que se trabaja para que pueda ser antes de Navidad.

Además de Núria de Gispert, la republicana Anna Simó fue elegida vicepresidenta primera del Parlament, y el convergente Lluís Maria Corominas, será vicepresidente segundo.

La Mesa, más plural que en la anterior legislatura, la completan los secretarios Miquel Iceta (PSC), Pere Calbó (PPC), Josep Rull (CiU) y David Companyon (ICV-EUiA). Quedan fuera Ciutadans y la CUP. En su discurso, De Gispert recordó que Cataluña "no nace de la Constitución de 1978, sino que tiene siglos de historia", y pidió que el nuevo Parlament esté "en sintonía con un pueblo que está en marcha", por lo que defendió el ejercicio del "derecho a decidir" una vez agotado el actual Estado autonómico.

"Cataluña no es un país derrotado, sino muy vivo, que se moviliza, con problemas serios pero también con proyectos, aspiraciones nacionales e ideales", subrayó De Gispert.

En su opinión, la pasada Diada del 11 de septiembre supuso "un punto de inflexión en la historia del catalanismo", al constatar "el fracaso de la apuesta autonomista" y "de los intentos de encaje de Cataluña en el Estado", por lo que llegados a este punto, los catalanes reclaman abrir nuevas vías y ejercer el derecho a decidir.

Estas afirmaciones causaron malestar principalmente en las filas del PSC y PPC. El líder del PSC, Pere Navarro, reprochó a la presidenta del Parlament que su primer discurso haya sido "frentista", "poco institucional" y "partidista".

"El discurso que ha hecho expresa sólo una parte del pensamiento de los 135 diputados. Esta legislatura comienza mal. Le pedimos que su posición sea la de ser presidenta de todos, que mantenga una posición institucional y no partidista", ha considerado.

Por su parte, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, lamentó asimismo que el "tono" de la apertura parlamentaria haya sido el de "recordar que la agenda de CiU es independentista".

Llamó a acabar con la "parálisis" en la que se encuentra, a su juicio, la política catalana y que la celebración del Pleno de investidura del presidente de la Generalitat no pase de esta semana.

Por su parte, el líder de ICV-EUiA, Joan Herrera, pidió una cumbre contra la crisis y un encuentro entre las fuerzas políticas partidarias del derecho a decidir antes de la investidura de Mas.

Asimismo, la secretaria general de ERC, Marta Rovira, dijo que su partido trabajará para que esta legislatura "sea de transición nacional" hacia la independencia y apuntó que las negociaciones con CiU avanzan de forma positiva pero sin prisas.

Rovira acogió "muy positivamente la sesión" y pronosticó: "será una legislatura histórica y para esto trabajaremos, para que refleje la voluntad del pueblo catalán expresada tanto en la manifestación de la Diada como en las urnas". Sobre las negociaciones CiU-ERC para cerrar un acuerdo de estabilidad parlamentaria, Rovira indicó que proseguirán y que cada vez hay más coincidencia en las cuestiones básicas, si bien no quieren que "el factor tiempo sea el que precipite" el pacto, porque "lo acordado tiene que ser muy trascendente", explicó.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, denunció su exclusión de la Mesa del Parlament y reclamó a CiU que presente un candidato "alternativo" a Artur Mas que sea capaz de "sumar".

Entre las novedades del nuevo Parlament destacó el debut de los lideres de ERC, Oriol Junqueras, y del PSC, Pere Navarro, y de los tres diputados de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), alguno de los cuales vistió una camiseta en contra de los desahucios. La CUP votó de manera simbólica a un hombre que se suicidó recientemente tras ser desahuciado como presidente del Parlament. De Gispert citará hoy a los cabeza de lista a las elecciones para celebrar la ronda de contactos que precede a la investidura de Artur Mas, que debe celebrarse en un plazo de díez días hábiles desde este martes concretamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios