El PSOE prepara un congreso renovador pero mantendrá a Chaves y Blanco

  • Zapatero aprovechará el viento de cara para proceder a una amplia remodelación del Comité Federal y la Comisión Ejecutiva · Se da por hecho que una mujer ocupará el número tres en la cúpula del partido

Comentarios 1

Casi mil delegados asistirán en julio al 37 Congreso Federal del PSOE en Madrid, del que se prevé que José Luis Rodríguez Zapatero salga reforzado en su liderazgo y haya una profunda renovación de buena parte de la dirección del partido, aunque José Blanco y Manuel Chaves continuarán en sus cargos.

La permanencia de Blanco como secretario de Organización del PSOE ha estado en entredicho en los últimos meses, porque él mismo se ha encargado de transmitir en privado -y en menor medida en público- sus dudas sobre si quería seguir en un puesto que ocupa desde que Rodríguez Zapatero fuera elegido secretario general de los socialistas en el XXXV Congreso Federal, celebrado en el año 2000.

Y es que la suya está considerada en el PSOE como una de las responsabilidades más trascendentales del partido, no sólo desde el punto de vista interno, sino también mediático, con lo que eso conlleva de importante desgaste personal.

Algunos de sus colaboradores cercanos dicen de él, en conversaciones con Efe, que es una persona que "lleva el partido en la cabeza", y afirman que finalmente se ha decantado por seguir al lado de Zapatero durante los próximos cuatro años.

En su decisión ha pesado no sólo su propio sentido de la responsabilidad, sino también el deseo expreso del líder del PSOE y presidente del Gobierno, ante la que se prevé como una legislatura "algo más tranquila" que la anterior, según fuentes consultadas por Efe.

También seguirá Manuel Chaves como presidente del partido, pero se espera que Zapatero aproveche para renovar "en profundidad" a los miembros de los principales órganos de dirección: el Comité Federal y la Comisión Ejecutiva Federal.

No se prevé, sin embargo, que ningún otro candidato dispute la secretaría general a Zapatero, máxime después de revalidar la victoria del PSOE en las últimas elecciones generales.

Pese a que en los últimos tres meses los socialistas han estado casi "en un balneario", expresión acuñada por el propio Blanco después de ganar en las urnas el 9 de marzo, lo cierto es que el PSOE ha seguido trabajando en la preparación de su 37 Congreso Federal "sin prisa, pero sin pausa".

Un cónclave programado para los días 4, 5 y 6 de julio en la capital española, con la asistencia de 995 delegados, la mayor parte de ellos procedentes de Andalucía (251), la Comunidad Valenciana (103), Cataluña (96) y la Comunidad de Madrid (79).

Será en ese foro donde el PSOE tratará de sentar las bases para reforzar su estructura a nivel local, sobre todo en las grandes ciudades, donde interpreta que el PP ha ido consolidado "posiciones hegemónicas".

Para ello el Congreso Federal del PSOE aprobará la creación de direcciones ejecutivas fuertes, modernizará las agrupaciones y fomentará formas de participación más flexibles, como el llamado "cibermilitante".

La configuración de la nueva dirección del partido se lleva desde la sede federal, en la madrileña calle Ferraz, con un gran hermetismo, pero casi con toda probabilidad, una mujer podría convertirse en la "número tres" del partido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios