37º CONGRESO FEDERAL PSOE

El PSOE apoya una revisión de la Ley del Aborto

  • Fernández de la Vega anuncia nuevas enmiendas a la ley, entre ellas, el derecho de la mujer a decidir sobre el control de su maternidad.

Comentarios 4

El PSOE aprobará este fin de semana en su 37 Congreso una enmienda que apoya la creación de un grupo de expertos que revisen y actualicen la legislación sobre el aborto con el objetivo de mejorarla, recogiendo las experiencias más innovadoras de las leyes europeas de indicaciones y plazos.

Así lo ha asegurado esta mañana la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, durante un acto en el marco del Congreso Federal socialista con el que se ha conmemorado el 30 aniversario de la creación de la secretaría de Igualdad del PSOE.

La Comisión "Nuevas políticas e instituciones para una sociedad en igualdad" analizará y aprobará hoy esta enmienda transaccional que afirma que su objetivo es garantizar el derecho a la salud sexual y reproductiva, especialmente de las mujeres, "incluyendo el derecho al control de la maternidad a través de una adecuada información y uso universalizado de métodos anticonceptivos" para evitar embarazos no deseados.

"Consideramos que es necesaria la revisión y actualización de la legislación sobre el aborto, tras 23 años de su entrada en vigor, por los profundos cambios sociales y médico-científicos que han tenido lugar durante esta etapa y los avances logrados en materia de los derechos de las mujeres", afirma la enmienda.

Según el texto consensuado el PSOE apoyará la creación de un grupo de expertos para que revisen el funcionamiento de esta ley "y hagan una nueva propuesta para mejorar nuestra legislación, recogiendo las experiencias más innovadoras de las leyes europeas de indicaciones y plazos".

"Desde el PSOE defendemos tres criterios: la equidad territorial en la prestación de este servicio que debe estar incluido en la red sanitaria pública o concertada, garantizando la accesibilidad, la seguridad jurídica y el respeto a los derechos fundamentales de las mujeres y de los profesionales que las atienden, y el respeto a la voluntad de las mujeres y al derecho a decidir sobre el control de su maternidad", afirma la enmienda.

Durante el acto, en el que se ha presentado también el libro "Socialismo e igualdad de género: un camino común", de la profesora de Historia Moderna de la Universidad Complutense Rosa Capel, Fernández de la Vega ha rememorado la lucha de muchas mujeres y del PSOE por la igualdad.

Ha recordado lo "difícil" que ha sido recorrer este camino por la igualdad por las reticencias y críticas que recibieron, especialmente desde los sectores más conservadores.

Las cosas, ha continuado, no empezaron a cambiar por el mero paso del tiempo, sino por la lucha de las mujeres y por el compromiso de los políticos de izquierdas, ya que la derecha "siempre ha dicho 'no' a todo, desde las cuotas de mujeres en los partidos hasta la ley de Igualdad".

"No está mal recordar que mientras nosotros trabajamos por la igualdad, la derecha sigue escudándose en los mismos prejuicios que hace veinte años", ha agregado.

El PP, según ha dicho, quiere aparentar que también defiende la igualdad, "pero la suya es más una pose para la foto", porque en realidad la derecha -ha afirmado- siempre ha tenido miedo a que haya cambios, avances y más libertad.

La vicepresidenta ha expresado su tristeza e indignación por el hecho de que durante la historia muchas mujeres de gran valía no pudieran demostrar sus capacidades por falta de oportunidades, y ha instado a las jóvenes a "no bajar la guardia" y a seguir trabajando por convertir los derechos de las mujeres en derechos de todos.

Así, ha destacado que aunque se ha conquistado la presencia de la mujer en el espacio público, "es en la vida privada donde se tiene que producir ahora la verdadera revolución, dentro de las casas, de las familias, de las relaciones personales; ahí queda mucho por hacer".

Uno de los mayores retos que aún queda en la lucha por la igualdad, ha continuado la vicepresidenta, es combatir la violencia machista, ya que aunque ha dejado de ser un problema persona para convertirse en un problema social y político de primera magnitud, sigue siendo "gravísimo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios