El PP cree que la nueva financiación autonómica agudizará la crisis

  • El PSOE acusa a los populares de usar a las comunidades donde gobierna como "munición" contra el Ejecutivo.

El Partido Popular ha insistido en sus críticas al nuevo modelo de financiación autonómica por entender que carece de concreción y que agudizará la crisis económica, mientras que el PSOE ha acusado a los populares de usar a las comunidades donde gobierna como "munición" contra el Gobierno.

A pocas horas de que acabe el plazo previsto para que se haga público el documento que recogerá las bases del nuevo modelo de financiación, dirigentes del PP y del PSOE han vuelto a evidenciar con sus declaraciones que todavía mantienen discrepancias sobre este asunto.

El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, se ha reunido con el vicepresidente económico, Pedro Solbes, y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, y después ha mantenido un encuentro en la sede de su partido con los responsables de economía de las comunidades en las que gobierna el PP.

En rueda de prensa, ha vuelto a rechazar la propuesta del Ejecutivo por entender que, con ella, se agudizará la crisis y provocará un aumento de la deuda pública.

Tras insistir en que su partido tiene una posición "clara y coherente" sobre lo que debe ser el nuevo modelo de financiación autonómica, ha acusado al Gobierno de "improvisar" en la gestación de un sistema cuyas "líneas maestras" sigue sin concretar, porque se desconoce -ha dicho- su coste, y faltan aspectos técnicos. Montoro ha advertido de que la reforma del sistema que propone el Gobierno "no garantiza la igualdad de los ciudadanos" en el acceso a los servicios públicos.

También ha querido dejar claro que en su partido no hay discrepancias sobre el nuevo modelo, al señalar que la postura de la dirección, en contra del modelo, y la de algunos líderes territoriales, como los de Madrid o Comunidad Valenciana -que no se han opuesto a la propuesta del Gobierno-, es la misma.

La presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, ha explicado que en su visita a la Moncloa José Luis Rodríguez Zapatero le dijo lo que ella quería oír cuando le prometió un modelo de financiación basado en la negociación multilateral, la solidaridad y la población, pero, ha añadido, ahora "hace falta que lo cumpla".

Ante las críticas del PP, el secretario de Política Económica y Empleo del PSOE, Octavio Granado, ha acusado a este partido de utilizar a sus comunidades como "munición" contra el Ejecutivo y de tratar de impedir un acuerdo. Granado ha insistido en que el Gobierno está intentado pactar un modelo que "va a dar -a las comunidades- una financiación suficiente para la sanidad, para la educación y para los servicios sociales".

Ha censurado el hecho de que la dirección nacional del PP haya reunido a los presidentes de comunidades donde gobierna "para tirarles de las orejas" e impedir un acuerdo que, ha asegurado, será "beneficioso para el conjunto de España".

Desde Cataluña, una de las comunidades más reivindicativas, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, ha certificado la voluntad del Gobierno central de que cumplirá de forma "estricta" el Estatuto de Cataluña con el nuevo modelo de financiación y ha restado importancia a que el nuevo sistema quede concretado antes de fin de año, como habían exigido inicialmente.

Frente a su optimismo, el secretario general de ERC, Joan Ridao, ha afirmado que no esperan "nada bueno" de la propuesta de financiación que dará a conocer el Gobierno, "después de que todas las Comunidades Autónomas hayan pasado por el 'confesionario' de Zapatero, y la mayoría estén satisfechas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios