El PP hará lo posible para que en el País Vasco no haya un gobierno nacionalista

  • Pese a estas declaraciones, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, no ha desvelado si su partido pactaría con el PSE para formar gobierno

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha asegurado que su formación hará todo los posible para que tras las elecciones autonómicas del País Vasco no haya un Gobierno nacionalista en Euskadi. 

En una entrevista, Cospedal se muestra convencida de que el liderazgo del presidente de su partido, Mariano Rajoy, está "más que consolidado", lo que contrapone a la "caída en picado" que está sufriendo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. 

Además, la "número dos" del PP augura para su partido una victoria en las elecciones europeas, afirma que intentará recuperar la mayoría en Galicia y anuncia una campaña de su formación centrada en la educación para que se garantice la igualdad de trato de todos los españoles. 

Respecto a las elecciones vascas, Cospedal advierte a los ciudadanos de esa comunidad que el apoyo a su partido es "absolutamente fundamental" para acabar con un Gobierno nacionalista en Euskadi. 

Para Cospedal, es "fundamental" que termine la forma tradicional de gobernar que han ejercido los nacionalistas de "enfrentamiento permanente" con el Estado español. 

Se muestra convencida de que esto será posible y, aunque no quiere desvelar si su partido pactaría con el PSE para formar gobierno porque lo primero es conseguir un "apoyo fuerte" en las urnas, sí insiste en que su formación "hará todo lo posible por que el Gobierno del País Vasco no sea un Gobierno nacionalista". 

Galicia es otro de los objetivos del PP para 2009, y Cospedal cree que su partido logrará en marzo una mayoría que les permitirá asegurar la gobernabilidad de la región. 

No quiere Cospedal desvelar si Jaime Mayor Oreja será el candidato de su partido para las europeas -el nombre lo anunciará Rajoy tras el paréntesis navideño-, pero sí apuesta por la victoria del PP en estos comicios. 

Tras señalar que la estrategia de su partido es salir a ganar las elecciones, Cospedal dice que el PP explicará a los votantes que su propuesta es mejor que la del actual Gobierno y presentará su alternativa de forma "clara y sencilla" que no lleve a "equívocos". 

Bajar los impuestos, austeridad en el gasto y una política que garantice la igualdad de trato de todos los españoles son los tres aspectos que determinarán esas propuestas. 

Una estrategia que el PP diseñará a finales de enero en un gran acto político donde se analizarán las líneas básicas del programa de los populares en materia económica y social y, especialmente, en educación con el objetivo de que se garantice "la igualdad de trato de todos los españoles en cualquier parte del territorio". 

Mientras tanto, Cospedal hace un balance positivo del año que ahora termina y afirma de forma rotunda que el liderazgo de Rajoy "está cada vez más consolidado en el PP", tal y como quedó patente,a su juicio, en el Congreso nacional de Valencia y, por tanto, no dependerá del resultado electoral en 2009. 

Fue en ese cónclave de donde surgió un equipo renovado que "tiene muchas ganas de hacer las cosas bien para ganar las elecciones", para luchar "decididamente" contra la crisis y para apoyar al Gobierno cuando "acierta en sus decisiones", pero no cuando "se está equivocando todos los días, como ocurre ahora", añade. 

Opina la dirigente del PP que el Gobierno de Zapatero está "desgastado" y que es el Ejecutivo de la democracia que "más rápidamente ha perdido la credibilidad", incluso entre sus propios votantes". 

Zapatero, cuya credibilidad "ha caído en picado", es, a juicio de Cospedal, el mayor responsable de ese desgaste y un cambio en su equipo de Gobierno "no le ayudaría a recuperar la credibilidad". 

"Y es que tenemos el Gobierno menos conocido y trascendente de la democracia. A los españoles les da exactamente igual quiénes sean los ministros. La política del Gobierno la lleva Zapatero y la falta de credibilidad se debe a su director", apostilla. 

Esta falta de credibilidad va acompañada, agrega, de un aumento de la de Rajoy, quien, según las encuestas, ganaría hoy las elecciones, explica Cospedal antes de reiterar que el PP está haciendo y hará una oposición responsable, coherente y "contundente" cuando tiene que serlo. 

Cospedal se muestra orgullosa de su cargo en el PP y cree que lo puede compatibilizar perfectamente con el de presidenta del partido en Castilla-La Mancha, porque la política autonómica "no se tiene que hacer en contraposición con la del Estado". "Ese es un tremendo error que se está instalando en España", concluye. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios