Nueva avalancha de 'sin papeles' sobre la valla de Melilla

  • Seis inmigrantes logran cruzar la frontera pero tienen que ser hospitalizados

Una veintena de inmigrantes ilegales de origen subsahariano provocó ayer una nueva avalancha ante la valla de Melilla aprovechando las fuertes lluvias que se estaban registrando en la ciudad autónoma.

La intentona se produjo por una de las zonas por las que discurre el río Oro, aunque pudo ser rechazada por las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Los sin papeles aprovecharon la vulnerabilidad de la zona, ya que con las precipitaciones se abren las compuertas de la valla para evitar que se atasque y se produzcan inundaciones, lo que les permite entrar en España a través del cauce. Finalmente la Guardia Civil pudo impedir que muchos cruzaran la frontera y sólo seis lo hicieron.

Así lo confirmó la Delegación del Gobierno en Melilla, que destacó que los que lograron cruzar tuvieron que ser hospitalizados por heridas, de modo que están localizados y se les aplicará la Ley de Extranjería para su expulsión.

No es la primera vez que los irregulares aprovechan las condiciones meteorológicas para colarse en la ciudad autónoma. Hace poco más de un mes, el pasado 26 de octubre, tras una fuerte tromba de agua que la inundó y dejó incomunicada, se produjo el derrumbe de alrededor de 50 metros de la valla que separa Melilla de Marruecos y que unos 65 inmigrantes aprovecharon para entrar en Melilla, aunque finalmente la mayoría fueron detenidos.

A día de hoy, aún continúan las obras de reparación de esta valla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios