Moratinos dice que "moralmente" el Gobierno del PP debió retirar la autorización a los vuelos de la CIA

  • El autor del documento que informó a Exteriores de los vuelos declarará esta semana.

Según un informe secreto, Estados Unidos solicitó al Gobierno español presidido por José María Aznar autorización para realizar paradas en España de vuelos "para trasladar a prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo, en Cuba". El actual ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, consideró que el Gobierno del PP pudo interpretar que podían dar la autorización por "una serie de normativas legales". No obstante, recriminó que, "moralmente, lo que tenía que haber hecho" aquél Ejecutivo "era retirar la autorización". El autor del controvertido documento declarará esta semana ante la Audiencia Nacional.

El responsable español de diplomacia comentó en una entrevista radiofónica la presunta colaboración del ejecutivo español con el estadounidense para trasladar presos de Estados Unidos a la base cubana de Guantánamo. En este sentido, Moratinos sentenció que "la autorización se dio por parte del Gobierno del Partido Popular". "Había una serie de normativas legales que podrían hacerles interpretar que podían dar (la autorización)".

Sin embargo, una vez tenida en cuenta la legalidad de aquel permiso, el jefe de Exteriores criticó el papel del anterior Ejecutivo. "Pero moralmente, lo que tenía que haber hecho ese Gobierno era retirar la autorización", criticó. "Éticamente, nosotros nunca hubiéramos aceptado ese tipo de prácticas". Además, Moratinos señaló que desconocía la existencia de los documentos que demostraban la complicidad del Gobierno Aznar con los vuelos, porque "no los poseía" y confirmó la apertura de una nueva investigación en este sentido.

"Los únicos documentos que se filtraron son de principios de enero de 2002, justo cuando comienza la operación en Afganistán", añadió el ministro. "A partir de ahí, que cada uno asuma sus responsabilidad".

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que investiga desde junio de 2006 la existencia de vuelos de la CIA en territorio español, tomará declaración el próximo miércoles al ex director general de Política Exterior para América del Norte, Seguridad y Desarme Miguel Aguirre de Cárcer, para que dé cuenta del informe secreto en el que ponía al corriente al Gobierno del PP del uso de aeropuertos españoles para el traslado de presos a la base norteamericana de Guantánamo. Los documentos llegaron hoy al Juzgado Central de Instrucción número 2.

Aguirre fue el encargado de redactar un informe dirigido al entonces ministro, Josep Piqué, y a su secretario de Estado de Exteriores, Miguel Nadal, en el que les daba información sobre las escalas de los vuelos de la CIA. Según este documento, Estados Unidos había solicitado al Gobierno español autorización para realizar paradas en España de vuelos "para trasladar a prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo, en Cuba". 

El juez reclamó, además, al Ministerio de Asuntos Exteriores que certifique si Piqué y Nadal recibieron este documento y que este departamento le remita cualquier documento de la Dirección General de Política Exterior para América del Norte y Seguridad y Desarme relacionado con los hechos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios