Maragall se reconcilia con el PSC en el 30º aniversario del partido

  • Montilla, que no invitó al ex 'president' a un acto similar en mayo, rectifica y le alaba

El ex presidente catalán Pasqual Maragall cerró ayer sus heridas con el PSC en el acto de celebración del 30 aniversario del partido, en el que aseguró que, "políticamente", los años "más felices" de su vida los ha pasado como militante socialista -aunque ya no lo sea-. Al acto, celebrado en el Auditorio de Barcelona, asistieron unos 600 dirigentes y afiliados socialistas, entre ellos el presidente de la Generalitat, José Montilla; el conseller de Política Territorial, Joaquim Nadal; el ex alcalde Joan Clos; el ministro de Trabajo e Inmigración, José Corbacho, y el portavoz del partido, Miquel Iceta.

Maragall, que se dio de baja como militante del PSC en octubre de 2007, no fue invitado al primer acto de celebración de los 30 años del partido que tuvo lugar en mayo en el Palau Sant Jordi de Barcelona. El PSC rectificó en esta ocasión y Maragall aceptó la invitación, ya que "de ninguna manera", dijo, quería perderse la "fiesta" de las tres décadas del partido.

El ex presidente, que fue recibido con una afectuosa ovación, afirmó que los años "políticamente más felices" de su vida los ha pasado "como socialista primero y como "ciudadano por el cambio" después; y eso, ni yo ni Diana (su esposa), aunque ya no seamos socialistas de carné, nunca os lo dejaremos de agradecer de todo corazón".

Montilla elogió la "ambición" que demostró Maragall al convertirse en el primer presidente socialista de la Generalitat y liderar, después, el "difícil proceso de elaboración del nuevo Estatuto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios