Latinoamérica pide a la UE clarificar la directiva de retorno de inmigrantes

  • "La nueva directiva de la UE provocó una reacción bastante fuerte en nuestros países, porque no fue explicada tal y como es en realidad", indica una diputada ecuatoriana

Comentarios 1

Representantes del Parlamento Latinoamericano (Parlatino) pidieron este lunes a la Unión Europea (UE) una revisión de la directiva sobre retorno de inmigrantes, aprobada el pasado 18 de junio, para que se clarifique su aplicación sobre la comunidad iberoamericana que vive en Europa.

Durante la reunión mantenida este lunes en Madrid con representantes del Parlamento Europeo (PE), bajo el auspicio de la Asamblea Euro-Latinoamericana (Eurolat), los parlamentarios latinoamericanos plantearon un diálogo político sobre la directiva, que establece que los "sin papeles" puedan ser retenidos un máximo de 18 meses hasta su repatriación.

"La nueva directiva de la UE provocó una reacción bastante fuerte en nuestros países, un rechazo total, porque no se esperaba y no fue explicada tal y como es en realidad", indicó Ivonne Juez de Baki, presidenta del Parlamento Andino, en rueda de prensa.

De Baki pidió "que se entienda la reacción de América Latina" respecto a la nueva norma y aseguró que se va a trabajar conjuntamente con los países receptores de inmigrantes latinoamericanos, "como es el caso de España", para que se entienda que la directiva "no debe de tomarse como se expresa en su totalidad".

"Hay que explicar bien su auténtico significado. Hay que aclarar que no entra en vigor hasta dentro de dos años y que cada país tiene derecho a aplicarlo según su propia legislación. No es una resolución absoluta", subrayó.

El parlamentario europeo, José Ignacio Salafranca, co-presidente del Eurolat, incidió en la necesidad de clarificar la aplicación de la directiva en la sociedad latinoamericana y anunció la elaboración de una "hoja de ruta" para abordar los problemas.

"Es importante remarcar que la directiva de la UE ha sido establecida en el marco de los derechos humanos. Su objetivo no es criminalizar, tal y como se ha entendido en muchos países", apuntó.

Salafranca señaló que "una política de inmigración regulada tiene que ser capaz de orientar los flujos migratorios" y negó que la nueva norma tenga como único objetivo la reducción de la llegada masiva de ilegales a los estados de la Unión Europea.

"Se entiende que todos tenemos derecho a buscar una vida mejor en otro país, pero para ello hay que atenerse a una serie de normas, y lo digo desde la perspectiva de España, que fue un país de inmigrantes", dijo.

El representante de la UE en el Eurolat recordó los lazos que nos unen a Latinoamérica, "no sólo económicos y sociales, sino también históricos", y subrayó la importancia de la inmigración para el futuro de Europa.

"Está previsto que la población europea descienda de aquí a 2040. Los inmigrantes constituyen no sólo nuestra futura mano de obra, sino también un importante valor humano", señaló.

La "hoja de ruta" diseñada en la reunión de hoy en Madrid establece, entre otros puntos, la creación de un Observatorio para la Migración, con sede en América Latina, que permita seguir la aplicación de las normas migratorias y la situación de los "irregulares" en Europa.

Los parlamentarios europeos y latinoamericanos se reunirán en la Mesa Directiva de la Asamblea Eurolat, los próximos 24 y 25 de septiembre en Estrasburgo (Francia), para definir los siguientes pasos a dar en la solución de la problemática suscitada tras la aprobación de la directiva.

A la reunión de la Mesa está previsto que asistan la comisaria europea de las Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, y el comisario para Asuntos de Justicia, Libertad y Seguridad, Jacques Barrot.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios