De Juana enfrenta a los jueces

  • El instructor del sumario en la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo advierte a su homólogo de Belfast que no le puede "hurtar" la causa · Velasco subraya que el posible delito se cometió en España

Comentarios 3

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha advertido al juez de Belfast que no puede "hurtarle" la causa contra el etarra José Ignacio de Juana Chaos, teniendo él en "exclusiva" la responsabilidad y facultad de continuar el proceso contra el etarra.

Así lo explica en una carta remitida al juez Tom Burguess, quien ya ha tomado declaración a De Juana y estudia si le entrega a la Justicia española al estar imputado por Velasco por un delito de enaltecimiento del terrorismo, o si de lo contrario lo mantiene en el territorio británico.

En esta carta de contestación al magistrado norirlandés, que le solicitó varios documentos, Velasco explica que la misión de enjuiciarle es suya al estar en el país donde se cometió el delito. "En caso contrario, los mismos hechos podrían desembocar en dos juicios en dos países con jurisprudencia diferente pudiéndose dar la paradoja de que el más afectado y cercano al problema lo vea reprimido penalmente y el ajeno, por contra, no, contraviniéndose el principio de non bis in idem".

Asimismo, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional recuerda al juez británico que la carta escrita por De Juana, y leída por una mujer durante un acto de homenaje al etarras tras su salida de prisión, el pasado 2 de agosto, supera la barrera de la libertad de expresión. Concretamente, a su juicio, De Juana incurre en una "clara inducción a la consecución de objetivos políticos por medios violentos". Para el magistrado, la carta tenía varios mensajes que en el contexto en que fueron leídos, ante unas quinientas personas, "sin duda configuran una intención criminal de aleccionarlas en la continuación del uso de medidas violentas para la consecución de fines políticos no apoyados por la mayoría de la población en las urnas". Según el magistrado, el texto leído en la manifestación, en San Sebastián, formó la "médula espinal" del acto de "glorificación" no sólo de él mismo, condenado por 25 asesinatos, sino de otro terrorista, Domingo Iturbe Abasolo, Txomin.

Velasco explica que con esa lectura se pretendía "aleccionar" a las personas presentes para que continúen con la utilización de métodos violentos para conseguir fines terroristas, induciendo a la lucha armada". Las frases "aurrera bolie" (adelante con la pelota); "hay mucho por hacer" o "que los familiares de los presos deben resistir a la lucha" son, según el juez, "claros exponentes" de esa intención. También recuerda que la misiva llamaba "gran hombre" y "amigo de este pueblo" a Txomin, otorgaba la consideración de "represaliados políticos vascos" a los presos de ETA, se proclamaron "vivas" a personas "involucradas en delitos terroristas" y durante el homenaje se mostraron pancartas de apoyo a organizaciones terroristas ilegalizadas.

En conclusión, Velasco considera que "el acto de cooperación de De Juana redactando el texto incitante al mantenimiento de la vía armada, además de profundamente antidemocrático, es constitutivo de un delito de enaltecimiento del terrorismo". El magistrado le ha mandado a su homólogo norirlandés un informe sobre el historial delictivo de Domingo Iturbe, otro sobre la "pedagogía de la violencia" y un tercero sobre el significado de la expresión aurrera bolie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios