El Jemad visita por sorpresa a las tropas en Afganistán

  • El general Rodríguez encabeza el primer viaje de la nueva cúpula militar a las bases desplegadas en el exterior una semana después de jurar su cargo

Siete días después de ser nombrada, la nueva cúpula militar quiso ayer trasladar personalmente su apoyo a las tropas que desempeñan su labor en Afganistán y realizó una visita sorpresa a las bases de Qala i Naw y Herat para ensalzar su tarea y agradecerles su esfuerzo. En un viaje relámpago que no fue anunciado previamente por motivos de seguridad, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), José Julio Rodríguez, estuvo acompañado por los jefes del Estado Mayor del Ejército y del Ejército del Aire, los generales Fulgencio Coll y José Jiménez Ruiz, respectivamente, y por el jefe del Estado Mayor de la Armada, el almirante Manuel Rebollo.

Si en anteriores ocasiones fueron el Rey, el Príncipe, el presidente del Gobierno o los sucesivos ministros de Defensa, ahora han sido los nuevos jefes militares quienes han querido conocer de primera mano la labor de los militares en Afganistán.

Alguna pista de la visita la dio el Jemad el pasado jueves cuando, en una videoconferencia con los mandos de las misiones en el exterior, avanzó que empezaría a conocer esa labor muy pronto sobre el terreno. Un día después inició ese periplo y eligió como primer destino Afganistán, donde llegó a primera hora de la mañana de ayer, tras hacer una primera parada en el aeropuerto de Manás (Kirguizistán), ya que allí hay un destacamento de apoyo al contingente en territorio afgano.

En un avión Hércules se trasladaron los jefes militares hasta la primera parada en Afganistán, Qala i Naw, lugar en el que España tiene un Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT). Entre sus misiones está la de garantizar la seguridad y el trabajo de los cooperantes españoles y atender a la población de la zona proporcionando asistencia sanitaria o clases de español a los niños.

Este equipo hizo posible la reforma del aeropuerto de Qala i Naw, la construcción de instalaciones sanitarias, la puesta en marcha de alumbrado en las calles y edificios públicos, y la reparación de escuelas, mezquitas y carreteras, además de colaborar en la distribución de ayuda humanitaria entre la población.

En Qala i Naw, el Jemad y el resto de mandos recorrieron entre fuertes medidas de seguridad una colina colindante del aeropuerto desde la que se divisa la ciudad afgana y envió un primer mensaje de apoyo al trabajo de las tropas. Un mensaje que reiteró en la segunda etapa de su viaje, en Herat, donde España asume el mando de la Base de Apoyo Avanzado desde la que se presta apoyo a las operaciones de los cuatro Equipos de Reconstrucción Provincial del oeste de Afganistán.

En un brindis, el general Rodríguez elogió la dura labor que realizan las tropas y les aseguró que están "engrandeciendo el nombre de España". Rodríguez puso así de manifiesto el "respeto y orgullo" que siente el Gobierno y la ministra de Defensa por la "extraordinaria labor" que realizan los militares allí destinados.

"Estáis desarrollando vuestra labor con un extraordinario tesón y afán, y eso es lo más importante", proclamó. Tras destacar el "silencio anónimo" con el que desarrollan su tarea, recordó a los militares muertos durante la misión española en el país asiático y brindó "por el primer soldado de España, el Rey".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios